Diario Uno deportes
Independiente Rivadavia recibirá a su homónimo de Avellaneda en el estadio Bautista Gargantini. El choque será a partir de las 19.10 solo con la presencia de público local.

El Azul quiere ser mucho más que el Rojo

Llegó el partido que todo leproso marcó a principios de la temporada. El Azul recibirá en su cancha a Independiente de Avellaneda e intentará demostrar ante uno de los grandes de la Argentina (actualmente venido a menos) quién es el mejor.

Como pasó hace unos años con la visita de River, son esos encuentros especiales que todo el pueblo azul espera. Esta vez contará con el condimento especial de que se jugará en el Bautista Gargantini y con todo el público a su favor.

Luego de varias deliberaciones, los dirigentes de la Lepra determinaron jugarlo en su estadio y decidieron proclamar hoy el día del club, donde todos deberán pagar su entrada, tanto socios como no socios.

La alternativa era el Malvinas Argentinas para sacarle mayor rédito económico y posibilitar el ingreso del público “neutral”, pero los dirigentes prefirieron el Gargantini y hacerles caso a sus simpatizantes, que metieron presión en la decisión.

Tras realizar ambos una gran primera rueda, no comenzaron de la mejor forma esta segunda parte. Independiente Rivadavia hace tres encuentros que no gana (dos derrotas y un empate) y viene de caer goleado ante Ferro en Caballito por 3 tantos a 0.

Mientras, el Rojo también hace tres que no consigue la victoria (con dos empates y una derrota). Pero el equipo de Omar De Felippe todavía se mantiene en zona de ascenso, ahora con sólo tres puntos más que Atlético Tucumán, que ocupa el cuarto puesto. Justamente la última derrota fue ante el Decano como local por 3 a 1.

En cuanto a la formación del equipo, el entrenador de la Lepra, Roberto Trotta, realizará una sola variante con respecto a los que cayeron ante el Verde.

No podrá contar con el defensor Lucas Parisi, expulsado en el último encuentro. Entonces el DT jugará con una línea de tres en el fondo e ingresará Federico Guerra en la zona media.

El entrenador de los Diablos Rojos, Omar De Felippe, decidió cambiar el esquema y utilizará un 4-4-2. Estarán de entrada el defensor paraguayo Samuel Cáceres y el delantero Sebastián Penco. Martín Zapata y Adrián Fernández serán los que quedarán afuera.

Con la premisa de seguir sumando para escaparle al promedio, Independiente Rivadavia buscará escribir una página más en su historia ante uno de los grandes del país como Independiente de Avellaneda.

Fuente: Diario UNO Mendoza

 Embed      
Walter García, referente de la defensa de la Lepra, y Montenegro, un pilar del Rojo.
Walter García, referente de la defensa de la Lepra, y Montenegro, un pilar del Rojo.