deportes
El defensor de Colón irá a Sudáfrica 2010 en la misma condición que el ex jugador de Ferro en México 1986.

Ariel Garcé, el Garré de Diego

Por UNO

Oscar Garré en 1986; el Chino Ariel Garcé en 2010.

El defensor de Colón Ariel Garcé finalmente se convirtió hoy en la gran sorpresa de la lista de 23 jugadores convocados para el Mundial que dio a conocer el entrenador de la Selección argentina, Diego Maradona, y viajará a Sudáfrica en idéntica situación en la que fue a México 1986 Oscar Garré.

La citación de Garcé resultó inexplicable para muchos y el Chino pasó a ser el futbolista más resistido de este plantel, debido a que es un jugador que no es del agrado de muchos y apenas jugó un encuentro en este ciclo y fue en el último cotejo ante la débil Haití como para ser evaluado a fondo.

Sin embargo, Maradona confió en sus condiciones, se basó en los datos que le aportó su amigo Antonio Mohamed, entrenador de Colón, y decidió incluirlo.

Ya la lista de 30 futbolistas había generado algunas sorpresas, pero sin dudas la citación de Garcé había sido la más llamativa de todas, porque no figuraba en los planes de nadie.

En los últimos tiempos se trazaron muchas comparaciones entre esta Selección y la que ganó la Copa del mundo en 1986, incluso el propio Maradona se encargó de establecer un paralelo.

Y en ese aspecto, volviendo al tema del "Chino", su convocatoria bien puede parecerse a la de Garré, quien a pesar de jugar algunos partidos en las Eliminatorias de 1985 era muy resistido y pocos creían que podía formar parte del plantel que viajaría a tierras "aztecas".

Sin embargo, el "Mago", un lateral izquierdo con buena proyección, viajó y hasta jugó los cuatro partidos iniciales, sobre un total de siete, en el certamen que consagró al elenco nacional.

La situación es similar para el zaguero, devenido lateral de Colón, porque pasó de ser uno de los siete prescindibles de Maradona a viajar a Sudáfrica sin escalas, pese a que no estaba en la consideración de nadie, salvo del propio Diego.

El "Chino" tuvo que remar desde atrás y mucho, pero al parecer algunos puntos positivos que posee lo llevaron al Mundial, como anticipó hace seis días Noticias Argentinas.

En ese sentido, puede desempeñarse como zaguero, como marcador lateral con buena proyección por cualquiera de las dos bandas y hasta se puede acoplar muy bien en caso de que el técnico decida poner una línea de tres defensores.

Todas esas características pesaron para ganarle el duelo a Fabricio Coloccini, quien es un muy buen zaguero, pero le cuesta como lateral derecho, ni hablar por la izquierda y hasta tiene algunas dificultades cuando se mueve en una línea de tres.

Es por eso que Garcé se ilusionó desde el primer momento y se aferró a los elogios que le lanzó Maradona para concretar este presente, impensado hasta para él, ya que tenía previsto viajar a Sudáfrica pero como hincha junto a un grupo de amigos, con los que compró las entradas para ver a la Argentina.

De esta manera, parece ser que Garcé será para Diego lo que fue Garré para Carlos Bilardo. Si hasta en el apellido son bastante parecidos y sólo una consonante los diferencia, porque hasta el acento en la letra "e" lo une.

Dejá tu comentario