El partido entre Racing Club y Boca Juniors previsto para el domingo 21.30 se jugará sin público visitante ante la posibilidad de que se produzcan incidentes, dispuso el organismo que regula la seguridad deportiva bonaerense.

Así lo informó oficialmente la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide).

"Como es de público conocimiento existe una lucha interna por la conducción de la parcialidad del club Boca Juniors razón por la cual se toma la presente medida de seguridad", aseguró el Aprevide.

La disposición surgió luego de que el exlíder de la barrabrava de Boca Rafael Di Zeo dijera que cuenta con 800 entradas para ir al estadio de Racing Club.