Diario Uno deportes

La Lepra rosarina festejó el título sin jugar y luego de enterarse que Lanús perdió 2 a 0 en el partido suspendido ante Estudiantes de La Plata. Se festeja en la Cuna de la Bandera.

Ahora sí: Newell´s Old Boys es el nuevo campeón del fútbol argentino

Por UNO

Newell´s Old Boys de Rosario es el nuevo campeón del fútbol Argentino ya que Lanús, el único equipo que matemáticamente lo podía alcanzar y jugar un desempate luego de la última fecha del Torneo Final, perdió 2 a 0 con Estudiantes de la Plata en el partido que se completó este miércoles luego de que fuera suspendido el pasado 7 de junio, fecha en la que murió el hincha granate en el ingreso al estadio Único de La Plata.

Newell´s se consagró campeón una fecha antes de finalizar el torneo Final 2013 y volvió a inscribir su nombre en la historia grande del fútbol argentino, tal como lo hizo en 1974 cuando se coronó en el Metropolitano, siendo el primer equipo del interior en lograr un título oficial de AFA.

Pasaron 39 años de la primera conquista y con este nuevo logro, el conjunto rosarino alcanzó su sexto campeonato argentino, consolidando su condición de equipo del interior del país más ganador. Para alzarse con el torneo Final, los dirigidos por el Tata Martino exhibieron un juego vistoso en todas las canchas, buscaron siempre el arco rival y sumaron 40 goles a favor a falta de un partido. Desde el Apertura 2006, con Boca marcando 41 tantos, que un equipo no tenía una producción ofensiva tan determinante para su consagración. Más aún si se tiene en cuenta que el Xeneize no pudo ganar aquel campeonato.

Esta historia de éxitos comenzó con el condimento más deseado por cualquier fanático: dar la vuelta en la cancha del rival de toda la vida. Así fue en aquel Metro ’74, cuando el título se definió en el Gigante de Arroyito, la casa de Rosario Central. Tras ir ganando el Canalla por 2 a 0, llegó el momento de la remontada para hacer aún más heroico el momento. Primero marcó Armando Capurro y finalmente apareció el zurdazo épico de Mario Zanabria para poner el 2 a 2 definitivo que permitió el festejo Leproso por primera vez para un equipo del interior.

El campeonato 1987/1988, segundo en el palmarés rojinegro, se gestó con una particularidad que resalta en letras mayúsculas en la historia de nuestro fútbol: el equipo estuvo conformado íntegramente por jugadores surgidos de la cantera rosarina. Así, Norberto Scoponi, Fabián Basualdo, Jorge Pautasso, Jorge Theiler, Roberto Sensini, Juan Manuel Llop, Gerardo Martino, Juan José Rossi, Roque Alfaro, Abel Balbo y Gustavo Dezzotti, entre otros integrantes de ese plantel, bailaron dos veces a Boca (4-0 y 5-1), se impusieron en dos oportunidades sobre River (2-1 y 2-0), derrotaron 3 a 1 a la Academia y golearon 6-1 a Independiente. Todo bajo la tutela de José Yudica para festejar dos fechas antes de finalizar el torneo.

Los siguientes dos títulos llegaron en la era de Marcelo Bielsa: Temporada 1990/1991 y Clausura 1992. En el Apertura 1990 el equipo rosarino peleó hasta las últimas fechas con River y terminó coronándose campeón, hecho que le dio la posibilidad de disputar la final de unificación del título con Boca, ganador del Clausura 1991, para conocer al rey de la temporada 90/91. Fueron dos partidos que terminaron 1 a 0, con una victoria por lado, y en los penales, pateados en la Bombonera donde se jugó la instancia de vuelta, Scoponi fue la figura de un nuevo éxito de Newell’s. Antes de abandonar la institución, el Loco Bielsa, apodado así por su obsesión al trabajo, sumó una nueva estrella tras quedarse con el Cl. 1992, torneo en el que sólo recibió 8 goles en contra.

El último antecedente data del Apertura 2004. En aquel entonces, Américo Gallego comandó un grupo de futbolistas que siempre salieron a atacar aunque sin perder el equilibrio, porque no fueron los más goleadores pero si los menos vencidos, alcanzando la mejor diferencia de gol de todos los participantes de aquel certamen que coronó por quinta vez a los rosarinos. En ese título sobresalieron jugadores como Justo Villar, Sebastián Domínguez, Luciano Vella, Germán Ré, Ariel Rosada, Fernando Belluschi, Guillermo Marino, Rubén Capria, Ariel Ortega, Damián Manso, Iván Borghello e Ignacio Scocco.

Hoy la Lepra celebra una nueva conquista, la sexta de sus casi 110 años de vida, y sigue consolidándose como uno de los clubes más importantes del fútbol argentino. Tal es su magnitud en cuanto a títulos, cantidad de hinchas y calidad de jugadores surgidos de sus inferiores, que la FIFA lo incluyó en el listado que elaboró con los 120 equipos Clásicos del mundo. Además, es el único del interior del país que integra esa nómina, lo que indudablemente le da un plus a ese reconocimiento. Felicitaciones Newell’s, por seguir consolidando un equipo campeón para la historia.