En vistas de que en breve comienzan los días fríos es oportuno comenzar a prepararnos y acondicionar nuestros hogares para reducir el gasto energético.

No es una novedad que al reducir los consumos de energía (Ya sea para calefacción, agua caliente, refrigeración o iluminación) estamos haciendo un gran aporte para reducir las emisiones de C02 y ayudando a mitigar  los efectos negativos del cambio climático. Cabe destacar que podemos obtener también importantes ahorros económicos. 

Vale aclarar que nuestra matriz energética está sustentada casi en un 90% producto de la quema de combustibles fósiles (y no con energía hidroeléctrica como se suele creer).

A la hora de tomar la decisión de bajar nuestro gasto energético es muy importante saber cuáles son las actividades que más gastan. Por supuesto que toda estrategia de mejora es buena pero es recomendable comenzar primero por los consumos más importantes.

Por si todavía no lo sabías, el mayor consumo de energía en el hogar es destinado para mantener una temperatura confortable en el interior (Calefacción en Invierno y Aire Acondicionado en Verano), en segundo lugar se encuentra el calentamiento de agua para consumo (Baño, cocina, etc.), luego iluminación y artefactos. En último  lugar, con el menor de los consumos, podemos encontrar a la actividad de cocinar alimentos.

 Embed      

Podemos decir entonces que lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de ahorrar es lograr que nuestra casa sea lo más eficiente posible a la hora de calefaccionar o refrigerar los ambientes.

 Embed      

Antes de invertir en métodos de energías alternativas (Paneles fotovoltáicos y Calefones solares, por ejemplo) debemos preguntarnos primero si nuestra casa es eficiente a nivel térmico.

 Embed      

Aquí van algunos consejos para ahorrar:

SI ESTÁS POR COMENZAR CON EL PROYECTO DE TU CASA TENER EN CUENTA:

  • Orientaciones: Preponderar la orientación Norte en el Estar y los Dormitorios (Es la orientación donde mejor aprovecharemos el sol de Invierno. En verano colocando un pequeño alero obtendremos la protección necesaria.
  • Controlar el tamaño de las aberturas: Aunque hoy existen carpinterías muy eficientes de doble vidrio o PVC, es recomendable no sobredimensionar las ventanas.  
  • Construir con sistemas constructivos que tengan buen aislamiento térmico: Existen hoy en el mercado diversos sistemas: New Panel, Concreto aislado, Steel framing, etc. Son muy recomendables y eficientes. Si la idea es construir con un sistema tradicional  tener en cuenta un aislamiento térmico  exterior de terlgopor o poliuretano tanto en muros como en techos (Puedes consultar con tu profesional).
  • Preponderar ventilaciones cruzadas.
  • Utilizar la naturaleza a nuestro favor (Arboles, enredaderas, etc).
 Embed      

Sistema de concreto aislado

 Embed      

Vivienda de sistema New Panel. Estudio ARQASGREEN . Mendoza

EN VIVIENDAS YA CONSTRUIDAS:

  • Aislar los muros: Es probable que los muros de tu vivienda no se encuentren correctamente aislados. La mejor manera de hacerlo es por el exterior (Existen en el mercado ofertas muy recomendables, Sistema EIFS por ejemplo). Esto resulta en  una inversión de costo un poco elevado pero realmente vale la pena. Si no hubiera alternativa de hacerlo por el exterior se puede aislar por el interior (New Panel comercializa placas de poliuretano con terminación en roca de yeso muy fáciles de instalar). Esta estrategia se puede ir haciendo por etapas.
  • Colocar burletes: Es una tarea que podemos realizar nosotros mismos y es muy económica frente a los beneficios que trae. Debemos sellar los contactos de puertas y ventanas. También las hendijas inferiores de las puertas. Existen en el mercado muchas alternativas de burletes.
  • Colocar postigos de madera: Es importante durante las noches de invierno poder cerrar los postigos para conservar la energía. En el verano podemos cerrar obteniendo un ambiente fresco. Las cortinas pesadas también pueden ser una solución.
  • En sistemas de calefacción central colocar termostatos inteligentes: Entre otros beneficios, estos termostatos nos permiten controlar la calefacción a distancia (Indicando que se encienda 1 o 2 horas antes de llegar a casa por ejemplo…) Evitando así calefaccionar/refrigerar cuando no estamos.
  • Utilizar la vegetación a nuestro favor: La naturaleza es una gran aliada de la arquitectura. Podemos por ejemplo plantar una enredadera en un muro o pérgola de orientación Oeste y tendremos una muy buena protección contra el sol de Verano. O bien podemos colocar árboles en zonas estratégicas que pierdan sus hojas en Invierno permitiendo aprovechar el sol y en Verano aprovecharemos su sombra.
  • Techos verdes: Una cubierta verde mejora ampliamente la condición aislante del techo a la vez que es un gran aporte para el entorno inmediato.
 Embed      
 Embed      

Sistema de aislación exterior EIFS

Podemos concluir en que es recomendable realizar un proyecto de arquitectura con profesionales idóneos donde se prevean los aspectos antes mencionados. Sin embargo, existen muchas maneras de mejorar nuestras viviendas ya construidas logrando así edificios más sustentables y con un confort superlativo para sus habitantes.