cholunotas cholunotas
sábado 17 de marzo de 2018

Las Trillizas de Oro hablaron de Julio Iglesias y su éxito con las mujeres

María Eugenia, María Laura y María Emilia, revelaron algunas de las actitudes que el famoso cantante tenía para con las chicas en la época en que ellas eran coristas en los espectáculos del artista español.

Entrevistadas por Fernando Prensa en el ciclo radial Falta de Respet, María Eugenia, María Laura y María Emilia, conocidas como Las Trillizas de Oro, recordaron aquellos tiempos en los que fueron coristas de Julio Iglesias.

Durante la entrevista, las invitadas contaron cómo se comportaba el cantante español con sus fanáticas y qué repercusiones tendrían hoy, ciertas actitudes que Iglesias manifestaba para con las mujeres de la época, en el marco del feminismo que impera en la actualidad a nivel mundial.

"Era un maestro. Este señor sigue siendo un genio", arrancó María Emilia. Entonces, María Eugenia acotó: "No tenía ego. Vos veías lo que era la gente con él y él con la gente, y era maravilloso".

"Hoy estaría en cana Julio Iglesias, porque no solamente se le acercaban, o él se acercaba a las minas, sino que las tocaba. Hoy estaría con un juicio que le darían cadena perpetua" contaron más tarde. Y agregaron: "Les daba besos en la boca a todas, estaría con cadena perpetua, las seguidoras muertas con él, hacían cola".

Sin dar nombres, Emilia contó: "Golpeaban la puerta y preguntaban: '¿Terminaste? ¡me toca a mí!'". "Están todas vivas", dijo, riéndose.

María Laura aseguró que las nuevas "subían por la escalera" y que las otras, "bajaban por el ascensor". "Salía una de la habitación y entraba otra, y no se cruzaban", detalló.

Luego, confesaron que ninguna de ellas tuvo "algo" con el intérprete: "Nunca pudo, estábamos rodeadas de mamá, papá, nuestro representante, no podía ni mirarnos -explicaron-. Además, él tenía 37; y nosotras, 18, no éramos fanáticas, lo que te ayuda para ser compinche. Él nos trataba como sus niñas, pero niñas como dice la palabra".

Embed


Fuente: Primicias Ya

Más Leídas