La coach de La Bomba Tucumana: "Somos personas adultas"

Sin lugar a duda, Gladys la Bomba Tucumana se ha convertido en el personaje más escandaloso del "Bailando 2017". Tuvo peleas, problemas y denuncias por todos lados, y además lloró, pataleó y gritó. Y ahora acaba de coronarlo echando a su bailarín y a su coach, luego de una noche polémica.

La cantante y su compañero, Facundo Arrigoni, estaban sentenciados al duelo. Sin embargo, la Bomba tomó dos determinaciones unilaterales: faltar al último ensayo, y eliminar todas las modificaciones que habían realizado en la coreografía. Así y todo, fueron salvados por el jurado.

No obstante, todo el equipo tuvo una fuerte discusión en camarines, a los gritos y, tal como informó Ángel de Brito, Gladys les dijo: "Ustedes son los peores. Antes de mí, no tenía a donde caerse muertos". Entre varios cosas, La Bomba le habría recriminado a Facundo su amistad con Mica Viciconte, su archienemiga en ShowMatch.

"Lo que paso es que se modificó la coreografía para que ella baile más ya que lo había pedido el jurado y ella un minuto antes de salir decidió caminar la coreografía, o sea no hacer todo lo que se había planteado para que se luzca más. A mí eso me molestó porque ella no puede hacer lo que quiere. Ella no respeta nada", había señalado el miércoles Sabrina Sansone, coach de la cantante, a PrimiciasYa.com.

Y detallaba: "Siempre en los ensayos hay que estar cuidándola a que no se enoje, ella todo el tiempo está haciendo caras raras... Yo tenía un trato amoroso porque de esa forma podía sacar lo mejor de ella. Y ayer me cansé porque primero no fue al ensayo y en la pasada de piso, en un momento, entró Mica Viciconte y ella se enojó, no quería que esté ahí y Mica trabaja ahí. Ella se cree que es el centro del mundo, es Gladys La Bomba Tucumana pero hizo la Pollera Amarilla y ya está... Este año se piensa que es Dios, pero no es quién para echarme. A mí me hecha la productora, no ella. Que se meta con el trabajo de uno y nos falte el respeto, no está bien. Nos dijo que no somos nadie y que somos unos muertos, que yo fui la peor coach y él el peor bailarín".

Lo cierto es que en la jornada del jueves, la producción del programa se reunió con Gladys, su bailarín y su coach y limaron asperezas. "Ahora está todo tranquilo, hablamos y se solucionó todo. Ella ayer estuvo muy bien. Somos personas adultas y tenemos que seguir por el sueño y porque somos profesionales. El equipo sigue todo junto y bailamos este viernes".
Fuente: Primicias Ya

Más Leídas