Diario Uno cholu_notas

Que sí, que no

Por UNO

Jorge Lanata está teniendo un 2013 muy movido. El hecho de disparar un tema tan polémico como el presunto lavado de dinero por parte de Lázaro Báez, empresario K, lo hizo terminar en la picota.

Leo Fariña, Federico Elaskar y Fabián Rossi son otros nombres que se escucharon mucho durante este año, con respecto a ese caso.

Según el periodista del Grupo Clarín, esta exposición mediática no le sienta bien, lo hace sentir incómodo. Y que nunca buscó este nivel de exposición.

Junto con estos dichos, el conductor se había defendido sobre la “farandulización” de hechos tan delicados. “No me gusta hablar de la vida privada de la gente. Tampoco me meto en farándula. Si Iliana Calabró es la esposa de Rossi, no es mi culpa. Tampoco si Fariña es el esposo de Karina Jelinek”, había declarado hace unas semanas.

Este jueves, en “Lanata sin filtro”, el ciclo que conduce por Radio Mitre, se contradijo de una manera elocuente. En el pase que realiza con Marcelo Longobardi, los primeros minutos del envío estuvieron dedicados pura y exclusivamente a la presunta relación que une a Jésica Cirio con Martín Insaurralde, conocido intendente de Lomas de Zamora que anteriormente fue vinculado con Flor Peña.

De esta manera, Lanata habló de “la vida privada” y de la “farándula” que tanto quiere alejarse a través de sus palabras.