China Watch Deportes
Galopando hacia un futuro glorioso

Shanghai juega un papel clave como centro hípico del país

Por UNO
 Embed      

Por SHI FUTIAN

Los esfuerzos de China por avanzar en el mundo ecuestre están ganando ritmo y Shanghai juega un papel clave como centro hípico del país.
La sexta edición del Longines Global Champions Tour de Shanghai a principios de este mes fue testigo del amor creciente de la ciudad por todas las cosas relacionadas con caballos, ya que aproximadamente 60 de los principales jinetes de show del mundo y sus caballos entretuvieron a la adinerada multitud en el elegante distrito de Pudong.


Este Concurso de Saltos Internacional (CSI) está regulado por la Federación
Ecuestre Internacional (FEI) y tiene 5 estrellas, lo que significa que se encuentra en el máximo nivel en cuanto a organización y dotación de premios. Un indicador de que el idilio entre esta disciplina y China va en serio.


“Tengo que decir que estoy impresionado de lo rápido que la equitación ha estado creciendo en China”, señaló Marco Danese, director de deportes del Longines Global Champions Tour. “Si uno mira los últimos seis años, el cambio ha sido enorme. No solo se trata de nuestro evento, los cambios afuera del torneo han sido monumentales. Estoy hablando de todo el mercado y la industria ecuestre en China.


Esta también es una meta de nuestro proyecto. Como queremos demostrar un nivel superior del deporte, esto es algo que requiere tiempo y dedicación. La equitación muestra la relación entre el caballo y el ser humano. Además, los niños pueden empezar a andar cuando tienen 5 o 6 años y pueden seguir disfrutando de esta actividad hasta los 60”.
Zhang Xingjia, de 20 años, y Zhang You, de 18, son dos jinetes de la nueva
generación china que compiten en la élite. En marzo fueron convocados para participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como parte del equipo nacional.


El debut de Zhang You en el encuentro de Shanghai lo convirtió en el jinete chino más joven en completar el nivel. En febrero, salió décimo tercero en la competencia de salto de 1,60 metros en el Longines Masters en Hong Kong, el mejor resultado de un jinete chino en esa categoría en un evento de 5 estrellas. “Andar a caballo me hace feliz y siempre me divierto y conozco nuevos amigos con este deporte”, señaló Zhang You, que comenzó a practicar equitación a los 9 años.


“Con el apoyo de la Asociación de Equitación de China, la fuerza ecuestre del país se está desarrollando de forma notable”, señaló el jinete Yuan Maodong, también entrenador y uno de los veteranos de la alta competición en el país junto a Zhang Bin. “Hace unos años era casi imposible ver una bandera nacional china en los torneos europeos, pero ahora cada vez hay más”.


Para medirse con los mejores del mundo, la mayoría de los jinetes chinos se establece en Europa. Con sus siglos de historia, la cultura ecuestre del viejo continente fascina en el país asiático, aunque los organizadores del Longines Global Champions Tour en Shanghai se han estado esforzando para reducir esa brecha.


Así, el encuentro de este año también presentó un área de exhibición al estilo europeo, sesiones de autógrafos con jinetes estrella y la Feria Ecuestre Internacional de Shanghai.
Asimismo, el Seminario de la Industria Equina Sino-Europea atrajo expertos de la industria y jinetes para comparar notas, compartir ideas y buscar oportunidades de negocio. “Como organizadores del evento, nos hemos estado enfocando en mejorar la experiencia de los espectadores”, señaló Patrick Yang, subdirector general de Shanghai Juss Sports Development (Group) Co.

“La localidad ecuestre al estilo europeo ha sido muy popular y lo mejoramos otra vez este año para dar más sorpresas. También invitamos a expertos, organizadores y representantes de gobiernos locales a asistir a seminarios de la industria de los equinos para debatir las innovaciones y el desarrollo de la industria ecuestre china”.


Las personas más influyentes estaban, de hecho, encantadas, pero los
organizadores también están enfocados en convocar a una generación más joven de entusiastas. En enero, ocho escuelas primarias en Shanghai agregaron la equitación a su programa de estudios y se creó una liga para escuelas primarias y secundarias en la ciudad. “El objetivo es encontrar más chicos que amen la equitación e incluso que se conviertan en futuras estrellas”, sostuvo Tu Beibei, secretaria general de la liga.


El equilibrio entre estudiar y hacer equitación sigue siendo una preocupación para algunos padres. El jinete olímpico chino Alex Hua Tian, que salió octavo en el evento de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, ha demostrado que eso no tiene que ser un problema. Comenzó equitación cuando tenía 4 años antes de mudarse a Gran Bretaña a los 11 con su familia y fue al Chafyn Grove School en Salisbury y
luego al Eton College.


Hoy en día, una nueva generación de jinetes chinos está haciendo lo suyo. “Muchos jinetes jóvenes talentosos renuncian al deporte con la esperanza de alcanzar un mejor rendimiento académico, pero pienso que la vida académica y la carrera ecuestre pueden coexistir y ser mutuamente beneficiosas”, sostuvo Shi Tianyang, un jinete campeón joven, durante el seminario de la industria equina. “La equitación puede enseñarles a los niños sobre autodisciplina y cómo manejar sus vidas de forma más eficiente. También les enseña a ser lo suficientemente valientes como para enfrentar todas las dificultades y desafíos que se presentan en sus vidas”.

Temas relacionados: