Diario Uno > Basquet > NBA

NBA: Utah Jazz fue vendida en 1.660 millones de dólares

El empresario Ryan Smith, que le compró la franquicia y el estadio Vivint Smart Home a la familia Miller, es el nuevo dueño de la franquicia de la NBA Utah Jazz

El empresario Ryan Smith, quien era propietario de una empresa de software especializada en estudios de mercado, es el nuevo dueño de la franquicia de la NBA Utah Jazz, tras comprarla en 1.660 millones de dólares, informó este jueves la prensa estadounidense.

Smith, de 40 años, y exdueño de la empresa Qualtrics, le compró la franquicia y el estadio Vivint Smart Home a la familia Miller.

Te puede interesar...

El nuevo propietario vivió siempre en Utah, es un reconocido aficionado del equipo y vendió Qualtrics en 8.000 millones de dólares, señaló el Daily Herald de Utah.

Ryan-Smith-Utah-Jazz.jpg

La temporada pasada su empresa se anunciaba en la camiseta de los Jazz y ahora es dueño de la franquicia entera, aunque la adquisición aún debe ser aprobada por la junta de gobernadores de la NBA.

La familia Miller, dueña de los Jazz durante 35 años, compró el equipo por 24.000.000 de dólares y en todo ese tiempo Utah sumó 16 temporadas con 50 o más victorias, nueve títulos de División, dos la Conferencia Oeste y sólo San Antonio Spurs tiene un mejor porcentaje de victorias que los Jazz (59,2%).

El objetivo de los Miller era vender la franquicia a alguien que la mantuviera en Utah durante mucho tiempo y parece que así será según lo dijo Smith: "Me había acercado a los Millers un par de veces. No hay ningún secreto sobre mi interés en la NBA y en los Jazz. Crecí viendo al equipo, soñé con jugar para los Jazz, pero no se dio. Este equipo es un regalo para toda esta comunidad".

https://twitter.com/utahjazz/status/1321502300041457664

El nuevo propietario se hace cargo de una franquicia que lleva cuatro apariciones consecutivas en playoffs y que podría subir un peldaño en un futuro cercano si mantiene a sus dos estrellas: Donovan Mitchell y el francés Rudy Gobert.

La relación entre Mitchell y Gobert no es buena después de que el pívot francés sufriera coronavirus y bromeara sobre ello en el vestuario antes de saber que lo padecía, con lo que contagió a su compañero.