Diario Uno > autos > El auto eléctrico más barato

El auto eléctrico más barato se fabricará en San Luis

El prototipo se denomina Tito y está diseñado para uso exclusivo en ciudad. Tiene capacidad para 4 personas.

La empresa Coradir de San Luis ya tiene circulando los primeros prototipos de lo que -prometen- será el auto eléctrico más barato de Argentina. El modelo se denomina Tito y su lanzamiento está previsto para antes de fin de año.

Tito está en proceso de homologación final. La firma, apunta a posicionarse como el auto eléctrico más barato en el país. El constructor adelantó una autonomía de 100 kilómetros para el modelo (con una carga al 100% de ocho horas), además de una velocidad máxima de 65 km/h. Estará destinado al uso ciudadano exclusivamente.

Te puede interesar...

Ya existen dos prototipos en etapa final de pruebas del mini auto sanluiseño. Está configurado con cuatro asientos y ofrece buen equipamiento: una pantalla central táctil para el equipo multimedia, Bluetooth, cámara de retroceso y levantavidrios eléctricos.

Tito auto eléctrico San Luis.jpg

Coradir detalló que el modelo podrá personalizarse al gusto del cliente, sin límite de colores o diseños. Además ofrecerá la posibilidad encender las luces, bajar las ventanillas o ver dónde está ubicado el vehículo desde el celular.

Este auto eléctrico nace de una inversión de U$D1,5 millones destinada a montar una línea de ensamble de autos en las instalaciones originales de la fábrica, diseñada para producir artículos eléctricos.

Estiman un volumen inicial de 100 unidades y se prevé que la firma genere 40 nuevos puestos de trabajo. En principio, su venta estará exclusivamente destinada a la Argentina, pero la empresa no descarta exportarlo, y el mercado que aparece con mayores posibilidades es el mexicano.

Argentina Nos Sorprende Con Tito, Un Auto Eléctrico Personalizable

En Argentina, Tito costará alrededor de U$D10.000, por debajo del Volt (el modelo que fabrica otra empresa de Córdoba), que se estima en unos U$D12.000.

El desarrollo de Tito y las baterías son propios de la empresa Coradir, mientras que las primeras carrocerías, por razones de costos, se trajeron de China. “En el primer trimestre del año que viene estaremos haciendo la carrocería nosotros. Tenemos los permisos del diseñador y hay una empresa en Munro haciendo las matrices, porque lo vamos a hacer del material Kevlar, ya que para hacer matriz de chapa se necesitan muchas cantidades. Como tenemos una fábrica de metal-mecánica, vamos a hacer la carrocería de aluminio con perfiles y partes fundidas”, detalló el presidente de la compañía, Juan Manuel Baretto, al diario La República.

Auto eléctrico San Luis Tito.jpg

Según los fabricantes, Tito necesitará escaso mantenimiento y a bajo costo, ya que frenos y suspensiones serán muy fáciles de reparar. Las baterías de litio, por su parte, durarán hasta ocho años. “En principio haríamos dos motorizaciones, una de más velocidad para quienes tengan que ir de una ciudad a otra, pero también depende de los permisos y su rapidez. Después, con una carrocería similar, haríamos un cargo, que sobre todo para entrega de paquetes es muy útil”, adelantó Baretto, quien planea vender entre 200 y 250 vehículos en el primer año de lanzamiento.