Diario Uno > Automovilismo > Juan Manuel Fangio

El estudio que demuestra que Fangio fue el mejor piloto de la historia

Según el matemático Andrew Bell, en The Economist, Juan Manuel Fangio fue el más grande en 70 años de historia de la Fórmula 1

Mientras Lewis Hamilton puede convertirse este fin de semana en Portugal en el piloto más ganador de la Fórmula 1, superando el récord de Michael Schumacher, y es un hecho que conseguirá en 2020 su séptimo título, igualando al alemán; un estudio matemático de The Economist indica que Juan Manuel Fangio fue el mejor piloto de la historia.

Si bien es difícil comparar épocas, el medio inglés realizó un modelo basado en el del matemático Andrew Bell de la Universidad de Sheffield, que es la columna estructural del documental de Netflix, Fangio: el hombre que dominaba las máquinas. Su estudio se llama “Fórmula para el éxito: Modelo del rendimiento de los pilotos y las escuderías 1950-2014” y su resultado pone a Fangio por encima de todos.

Te puede interesar...

El informe destacó la efectividad del Quíntuple, que en sus ocho temporadas (en 1952 no corrió por un accidente y en 1958 disputó solo dos fechas), en la Fórmula 1 obtuvo 24 triunfos, 29 poles positions, 23 récords de vueltas, 35 podios y los títulos de 1951, 1954, 1955, 1956 y 1957, el último con 46 años. En cuanto al porcentaje de victorias sobre carreras corridas, Juan Manuel Fangio tuvo un 47,05 % (24/51), seguido del italiano Alberto Ascari (13/33), con 39,39%, y Hamilton (91/261), 34.87 %.

Juan-Manuel-Fangio.jpg
Juan Manuel Fangio fue 5 veces campeón del mundo de Fórmula 1.

Juan Manuel Fangio fue 5 veces campeón del mundo de Fórmula 1.

El trabajo de The Economist midió el impacto de los 745 pilotos en la historia de la Fórmula 1 y destaca que los mejores años de Hamilton y Schumacher están por debajo de los grandes de todos los tiempos. El análisis convierte los lugares de llegada en las carreras en puntos, utilizando el sistema 1991-2002: ganador (10 puntos), segundo (6), tercero (4), cuarto (3), quinto (2) y sexto (1). Los puntajes que se dieron fueron ajustados sobre efectos estructurales, como el número y el desempeño pasado de otros pilotos. Luego se dividió por el crédito entre los pilotos y sus autos.

Juan Manuel Fangio ganó 49 de los 80 puntos posibles en 1956 (61% de efectividad) y el modelo le asigna un 36% de puntos y un 26 a Ferrari, su equipo en esa temporada.

Según el estudio, entre Schumacher y Hamilton, prevalece como piloto el alemán. El Kaiser ganó 1,9 puntos más por carrera de lo que un piloto promedio hubiera logrado en los mismos eventos y autos, superando la marca de 1,8 de Lewis. Limitado este parámetro a sus cinco mejores años consecutivos de ambos, la brecha es mayor: a 2,7 unidades por carrera para Schumi y 2,0 para el piloto inglés. Los dos quedan detrás de Fangio, Jim Clark (1960-1968), Alain Prost (1980-1993) y Sir Jackie Stewart (1965-1973). Pero figuran arriba de Ayrton Senna (1984-1994) y Alberto Ascari (1950-1955). Todos campeones mundiales.

El modelo empleado eleva a los grandes de otras épocas. Les asigna a los pilotos de la década de 1950 el 58 % de los puntos por sus equipos; mientras que hoy esa participación es del 19 %. Además, en los primeros años hubo pocas carreras: Fangio comenzó solo 51, frente a las 306 de Schumacher y las 261 que suma Hamilton.

Por último el informe apunta a destacar a los ingenieros de la Fórmula 1 actual: “Juan Manuel Fangio era mecánico de formación y ganó títulos con cuatro marcas diferentes (Alfa Romeo, Mercedes, Ferrari y Maserati), era conocido como El Maestro. Los maestros de la Fórmula 1 moderna son ingenieros que se sientan detrás de las computadoras, no de los volantes”.

El Chueco tenía su taller en Balcarce y armó sus coches para ser bicampeón del TC en 1940 y 1941. Al llegar a la F-1, a su manejo le puso el plus de su conocimiento en la preparación de los autos y por eso se adaptó a cuatro equipos distintos para alcanzar la gloria.