Diario Uno > afondo

Ya hubo 88 rescates en el Aconcagua

Sólo han pasado 43 días desde que fue abierta la temporada de verano para ascender el Aconcagua ylas patrullas de rescate han tenido que auxiliar de manera urgente a 88 montañistas, utilizando

helicópteros. Pero si también son contadas las veces que bajaron personas en mula o por tierra, la

cifra supera los 100 rescates.

Este número significa casi un tercio de los salvamentos practicados en 2009: 290 en total,

incluyendo el polémico caso de Federico Campanini por el cual aún está abierta una investigación

judicial.

El Fede, como lo llamaban sus amigos, murió el 8 de enero del año pasado, luego de resistir

dos noches a 30 grados bajo cero cuando intentaba descender del cerro junto con cuatro escaladores

italianos.

Ariel Ghilardi, jefe del Parque Aconcagua, indicó que "el caso Campanini fue muy conocido

entre la opinión pública, pero es uno entre un montón de rescates que hacemos. Nosotros trabajamos

todos los días haciendo rescates de personas que corren riesgo de vida, que están mal, con edema

pulmonar, congelamiento o mal de altura, lo que pasa es que la mayoría salva la vida. Todos los

días bajamos de arriba alrededor de diez personas, todas en helicóptero, porque su estado de salud

no puede esperar".

Para el experimentado montañista, explicar por qué los andinistas pasan por estos trances,

aun estando entrenados, es entrar en el terreno de la psicología.

"Hay gente que se prepara toda la vida para subir y vuelve con los dedos congelados. Pero

también conozco gente que ha hecho cumbre un montón de veces y tiene todos sus dedos. Hay personas

que saben dónde están y otras que creen que es un paseo ir al Aconcagua y no le tienen respeto a un

deporte hermoso como lo es el montañismo".

Equipo en zonas claves

Justamente por el caso de Federico Campanini ayer comenzó el viaje de los tres tambores

donados por la viuda del malogrado montañista, Amber Christensen.

Estos tambores estarán colocados en tres puntos claves, los campamentos Nido de Cóndores, La

Canaleta e Independencia.

En cada uno de ellos habrá elementos de última generación como camillas de arrastre, cuerdas,

equipo de roca, máscaras breather o botiquín, comida y bebidas destinadas a ser utilizadas sólo en

caso de emergencias.

Según Ghilardi, "este tipo de elementos los tiene cada rescatista de modo individual, pero

con esta donación ubicada en punto estratégicos de la montaña, los rescatistas podrán subir mucho

más livianos para asistir más rápidamente a quienes lo necesiten durante grandes problemas".

"Pero esto debe ser utilizado con responsabilidad, nadie debe sacarlos porque se olvidó una

bolsa de dormir o una carpa, es solamente para casos de emergencias", concluyó.

Un ascenso homenaje

El 23 de agosto, la viuda de Federico Campanini, Amber Christensen junto con varios amigos

del montañista subirán el monte Rainier para recordarlo.

La elección de este estratovolcán de 4.300 metros de altitud, ubicado en Seatle, EE.UU., se

debe a que fue uno de los lugares en los que trabajó Campanini.

Según la página oficial de la fundación Fede Campanini, este ascenso servirá para promocionar

la tarea de asesoramiento, capacitación y asistencia financiera para que la tragedia del Aconcagua

no vuelva a suceder.

Además, según la fundación, a Fede le gustaba compartir sus conocimientos, enseñando cómo

poner el acento en la seguridad.

"En el monte Everest, sin ningún presupuesto, nos hemos organizado y creamos un fantástico

programa de búsqueda y rescate. Es tiempo de que todos trabajemos en un programa igual para el

Aconcagua, en honor a Federico", expresó Willi Benegas, guía de montaña con 98 cumbres en el

Everest.

Para formar tal programa, exhortó a realizar donaciones en www.elfede.org.ar.

Amber, en Mendoza, sostuvo que "Fede amaba la montaña y los paisajes del Aconcagua, por eso

hice la donación de los equipos".

Cómo será la reposición

Tal cual lo indicó el jefe del Parque Aconcagua, Ariel Ghilardi, los equipos donados deben

ser utilizados sólo en caso de emergencias.

La reposición de los elementos será realizada en parte por la Dirección de Recursos Naturales

y en parte por la fundación Fede Campanini, pero también saldrá de otras organizaciones de

montañistas profesionales que desean ayudar a mejorar la calidad y cantidad de elementos necesarios

para realizar los rescates.

Para eso fue acordado un reglamento, que prevé multas para quienes no lo cumplan