Diario Uno afondo

Jamie Edwards, un estudiante inglés de 13 años, se convirtió este jueves en la persona más joven en producir helio a través de la fusión nuclear.

Un niño de 13 años construyó un reactor nuclear para el concurso del colegio

Por UNO

A pesar de su corta edad, el muchacho inglés construyó su propio reactor nuclear para un concurso de ciencia de su colegio.

Para llevar a cabo este experimento, Jamie tuvo que pedir permiso al director de su escuela, el señor Hourin, quien le dio el visto bueno una vez el adolescente le aseguró que no supondría la explosión por los aires del centro.

"Tengo que decir que estaba sorprendido y un poco nervioso cuando Jamie sugirió el experimento, pero me juró y perjuró que no volaría el colegio por los aires", afirmó ayer el director después de la presentación del reactor al diario Daily Mail.

Según palabras del propio Jamie, su fuente de inspiración fue Taylor Wilson, otro chaval estadounidense que construyó un reactor nuclear a la edad de 14 años en 2008, convirtiéndose en la persona más joven en producir una fusión nuclear. Pero quien ostenta este honor es ahora Jamie ya que hasta el fin de semana no cumple 14 años.

Para la construcción del reactor, Jamie pensó primero en pedir ayuda a las universidad y laboratorio locales, pero pronto descartó esa idea ya que, en palabras del estudiante, "no me tomaban en demasiado en serio". Esto le dejó con la única opción de tener que utilizar las infraestructuras de la Penwortham Priority Academy, su instituto, para llevar a cabo el experimento.

Durante la presentación del experimento, estuvieron presentes expertos en electrónica quienes se cercioraron de que el reactor no supondría un peligro una vez se pusiera en marcha.

"Escuché el contador Geiger empezar a subir y pensé '¿qué es eso? Después, miré al contador de neutrones y me dije 'debemos haberlo hecho'", explicaba Jamie Edwards después de realizar su experimento.

Alguno podría pensar, que tras esta hazaña, el chaval estaría más que satisfecho, pero no es el caso. Jamie ahora pretende construir un colisionador de hadrones y, en un futuro, convertirse en ingeniero nuclear o físico teórico.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed