afondo afondo
martes 14 de noviembre de 2017

Si tus hijos dicen varias de estas diez frases, estás educándolos bien

Víctor Arufe considera que los padres que escuchan esto a menudo son aquellos que se preocupan de que su hijo no sea un maleducado.

Un profesor de Santiago de Compostela, España, sabe que educar a los niños no es tarea fácil, por eso ha compartido algunas de las frases que demuestran que los menores están bien educados. Víctor Arufe, profesor en la facultad de Educación de la Universidad de La Coruña, reconoce que admira a esos padres "en peligro de extinción y no influenciados por modas pasajeras del ámbito de la educación" que tienen "niños sometidos en sus casas a un estricto régimen pseudomilitar".

En su blog ha compartido 10 frases que demuestran una buena educación:

1. Todos mis amigos tienen más y mejores consolas de juego que yo. El profesor explica que aquellos padres que escuchan esto a menudo son aquellos que se preocupan de que su "hijo no solo esté en este mundo para jugar a decenas de videojuegos y tener diferentes consolas". "Si le acostumbras a tener todas las que salen nuevas, serás un gran cliente de las grandes marcas de videojuegos pero no serás un buen educador", indica.

2. Los padres de mis amigos les dejan ver realities y otros programas de TV de horario nocturno. Arufe es consciente de que estos padres "perjudican a muchos" otros, a los que aconseja: "respirad y contad hasta 10 cada vez que escuchéis decir esto a vuestro hijo".

3. Quiero un perro como el del vecino y nunca me lo quieres comprar. El maestro aconseja a los padres que antes de comprarlo pregunten a sus hijos sin se harán responsables de "bajarlo todos los días, lavarlo, limpiar lo que ensucia en casa, poner la comida y bebida a diario, llevarlo al veterinario, etc". Y si su respuesta es afirmativa, aceptar.

4. No entiendo por qué tengo que hacer tanto deporte. Como licenciado en ciencias de la Actividad Física y el Deporte, Víctor Arufe recomienda a los padres que no se dejen llevar por lo que quiere un niño sedentario. "Desde pequeño debemos establecer un hábito hacia el deporte, y ser conscientes que al principio puede no gustar a los niños. Eso sí, no te pases inscribiéndolo a muchos deportes", señala.

5. Nunca me compras ropa de marca. "Lo importante es tener ropa, la marca es lo de menos", asegura el profesor, que aconseja a los padres que enseñen a sus hijos a que "no siempre las marcas ofrecen calidad".

6. Mis amigos van a un restaurante de comida rápida una o varias veces a la semana y nosotros casi nunca. El maestro aplaude a aquellos padres que "se preocupan por darle la mejor alimentación a sus hijos a base de caldos y comidas bien preparadas con ingredientes lo más naturales posible".

7. Todos mis amigos tienen móvil (celular) menos yo. "Si tiene móvil, tendrás que enseñarle a usarlo, gestionarlo, hacerle ver el gasto que conlleva para ti, decirle que lo cuide, que lo use a unas determinadas horas del día, que no envíe ni comparta cosas que puedan estar relacionadas con valores negativos, bullying", recomienda el profesor.

8. Todos mis amigos tienen Instagram. Victor Arufe no entiende cómo hay padres que consientan que "sus hijos menores de edad estén enganchados a diferentes redes sociales solo con el objetivo de compartir fotos de su cuerpo o estética corporal, llenas de filtros y desvirtuando la realidad".

9. Todos mis amigos se acuestan a la hora que quieren. Arufe considera que los niños "deben tener horarios y el sueño está dentro de ese horario", por lo que recomienda "establecer dos tipos de hora para acostarlos, la diaria adaptada al horario de la escuela y la de fin de semana".

10. A todos mis amigos les dan más plata que a mí. "Dice un viejo proverbio chino 'Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida'", destaca el profesor, que aconseja a no acostumbrar a los niños a "recibir pagas grandes sin apenas hacer esfuerzo para conseguirlas".
Fuente:

Más Leídas