Diario Uno afondo

El 31 de mayo se celebró el día nacional de ese segmento. La fecha recuerda al perito Francisco Moreno. El avistaje de aves es una actividad creciente que integra el concepto.

Se impone el ecoturismo como modalidad en suba

Por UNO

En diciembre de 2003 se promulgó la ley 25.846 por la que se instituyó el 31 de mayo como el Día Nacional del Ecoturismo, una práctica extendida en nuestro país que cuenta con paisajes e itinerarios aptos para el desarrollo de esa actividad.

El término ecoturismo empezó a usarse hace cerca de 30 años, y ha sido sujeto de gran debate en cuanto a su definición. Actualmente, el auténtico ecoturismo representa una opción viable de conservación del patrimonio natural y cultural de los pueblos, fomentando la noción de desarrollo económico sustentable.

Sus principios suponen el respeto por la cultura  del país anfitrión, la minimización del impacto negativo que causa la actividad turística y el apoyo a los derechos humanos

Argentina, con una variedad de paisajes y un entorno natural sin alteraciones, es un destino privilegiado y atrayente para visitantes de todo el mundo.

Avistaje de avesEn Argentina se ubican unas 1030 especies de aves. Observarlas implica mucho más que identificarlas, es una forma de conectarse con la naturaleza. En todo el territorio hay 273 áreas, 35 parques nacionales y casi 500 estancias para disfrutar del avistaje.

Cada vez más expertos y aficionados llegan a la Argentina para deleitarse con el vuelo, el canto y los colores que caracterizan a las más de mil especies de aves que habitan en el país.

En pleno otoño, las zonas situadas más al sur en su mayoría las ven emigrar hacia áreas más cálidas y organizan safaris especiales. Este tipo de excursiones que forman parte del turismo ecológico, pueden integrarse a los atractivos destinos argentinos, desde Buenos Aires a las regiones de Cuyo, Litoral, el Norte y la Patagonia.

Las ventajasEl país está en una ubicación prácticamente privilegiada, por ser América del Sur uno de los hábitats más importantes del mundo con cerca de 3.500 especies.

La ventaja, es que los avistajes pueden desarrollarse fuera de las temporadas “altas”. Tanto el otoño como la primavera, son épocas recomendadas para los paseos.

Esto contribuye no sólo a los menores costos, sino también a la posibilidad de hacer caminatas casi exclusivas y en mayor soledad. El silencio es una de las claves para acercarse y ver los animales en todo su esplendor y comodidad. Mejor aún con unos prismáticos y un guía especializado.

Lugares para destacarLas 273 áreas que fueron identificadas como importantes para la conservación de aves cubren el 12% de la superficie del país, y es donde se encuentran no sólo las aves más características de la zona, sino también las más amenazadas y endémicas.

Entre los parques más destacados donde hace poco se impulsó la instalación de miradores específicos están Tierra del Fuego, El Palmar (Entre Ríos), Pilcomayo (Formosa), Perito Moreno (Santa Cruz), y El Rey (Salta).

El avistaje es una tendencia en crecimiento, especialmente en Argentina. La diversidad del ecosistema es envidiable y forma parte de la ruta que hacen muchos pájaros desde otros continentes hasta las costas. Además, contribuyen impactantes paisajes como la Cordillera de los Andes, las Cataratas del Iguazú o los Glaciares.

Algunos itinerarios imperdibles son Laguna Salada, al este de Santiago del Estero, una de las más importantes por la nidificación de aves acuáticas de paso de invernada, como el “Chorlo” del Hemisferio Norte. También los Bañados del Río Dulce y la Laguna de Mar Chiquita, en Córdoba, declarados Sitios Hemisféricos de aves.

Montaña, bosque y urbanizaciónSi bien cualquier lugar es apto para observar aves, sin duda, en los ambientes naturales y de mayor conservación, es donde podrá verse la mayor diversidad de especies. Según los expertos, los mejores momentos del día para la excursión son el amanecer, el atardecer y el día posterior a una intensa lluvia porque eso las pone en mayor actividad.

En el caso de Buenos Aires es posible hacer un circuito verde por las Reservas Urbanas, accesibles para todos. Una de las más importantes es Costanera Sur, unas 360 hectáreas protegidas, a muy escasos metros del centro financiero de la Ciudad, en la ribera del Río de la Plata.

Otra alternativa son los bosques y selvas de montañas en el noroeste argentino, donde algunos relevamientos permitieron encontrar especies que no habían sido registradas y eso la convirtió en una de las mecas elegidas por los observadores más experimentados. Se destacan el Parque Nacional Calilegua y el Baritú, donde se podrán escuchar bandadas de loros aliseros, carpinteros, y cerqueros cabeza castaña. El Parque Nacional de Chaco también es sede de la actividad, por encontrarse en la zona más de 350 especies.

Magia en el territorioEn la Patagonia, hay espacios ideales. Está la zona precordillerana, donde hay águilas, codornices, lechuzas blancas, tórtolas y zorzales; y la de los lagos, con especies rapaces -como el cóndor- y acuáticas. En los Esteros del Ibera se descubren hábitats donde anidan hasta 400 especies de fascinantes plumajes y costumbres.

Entre Ríos ofrece safaris en casi todas sus localidades. En Federal, es característico el cardenal amarillo. También la Reserva Natural Las Piedras, en Gualeguaychú. Y el Parque Nacional El Palmar, con más de 200 especies entre carpinteros, y reales de nuca roja y blanco, donde hay dos observatorios, el Bosque y el Pastizal.

Ecoturismo en MisionesLa propuesta de ecoturismo en Misiones mimetiza al viajero con la naturaleza, en una región cuya biodiversidad es única en el mundo. Rappel en los saltos, visitas a comunidades aborígenes y comidas orgánicas.

Misiones es uno de los territorios nacionales con mayores riquezas naturales, entre las que se encuentra una de las flamantes Siete Maravillas del Mundo: las Cataratas del Iguazú. Y es, quizás, por esta misma razón que el ecoturismo se posiciona como una de las tendencias en pleno auge.

Agencias de turismo especializado y lodges que funcionan bajo el concepto de sustentabilidad, ofrecen una propuesta alternativa para disfrutar de unas vacaciones plenas de confort y exclusividad, pero internados en medio de la selva paranaense. Una iniciativa que tiene por fin renovar el cuerpo y las energías perdidas, y alimentar el alma.

Vida silvestrePor su parte, Misiones limita al oeste con Paraguay del que está separada por el río Paraná, y la mayor parte de su territorio con Brasil, atravesando los ríos Iguazú, San Antonio y Pepirí Guazú. También al suroeste confina con Corrientes, mediante los arroyos Itaembé y Chimiray. Gran parte de este territorio norteño, está constituido por la denominada selva paranaense.

 Embed      
Exóticas. En la Patagonia hay aves raras que se pueden avistar con la colaboración de guías de la zona.
Exóticas. En la Patagonia hay aves raras que se pueden avistar con la colaboración de guías de la zona.
 Embed      
 Embed      
Aventura. El extenso territorio argentino ofrece sitios agrestes y despoblados para encarar el ecoturismo de aventura.
Aventura. El extenso territorio argentino ofrece sitios agrestes y despoblados para encarar el ecoturismo de aventura.
 Embed      
Cabalgatas. Los interminables llanos de nuestro país ofrecen la posibilidad de realizar largas marchas a caballo.
Cabalgatas. Los interminables llanos de nuestro país ofrecen la posibilidad de realizar largas marchas a caballo.
 Embed      
Tropical. Es sabido que nuestro país tiene múltiples climas. Hay zonas tropicales de gran belleza natural.
Tropical. Es sabido que nuestro país tiene múltiples climas. Hay zonas tropicales de gran belleza natural.