Diario Uno > afondo

¿Quién manda en Haití?

Una disputa internacional para definir quién manda en Haití tras el terremoto de la semana pasada

comenzó a asomar en medio de los esfuerzos para salvar vidas y socorrer a las víctimas de la

catástrofe.

Francia se sumó este lunes a las advertencias de Venezuela y Nicaragua sobre una eventual

"ocupación" de Haití por parte de Estados Unidos y pidió a las Naciones Unidas definir el papel de

Washington en el país caribeño.

"Se trata de ayudar a Haití, no de ocupar Haití", dijo el secretario de Estado francés para

la Cooperación, Alain Joyandet, en declaraciones a la emisora Europe 1 después de un viaje a Puerto

Príncipe.

EE.UU. asumió el liderazgo en Haití.

En respuesta, Washington difundió un comunicado conjunto con el Ejecutivo haitiano en el que

afirma que "el presidente (René) Preval (...) valora como esenciales los esfuerzos del Gobierno y

de los ciudadanos estadounidenses en Haití."

El documento -informó la agencia EFE- subrayó, además, el "respeto mutuo a la soberanía" de

cada país.

En los últimos días, Estados Unidos se mostró resuelto a asumir de hecho el liderazgo en

Haití ante el vacío de poder existente, con el envío de 10.000 militares además de la promesa

US$100 millones en ayuda urgente.

Pero este lunes Europa se colocó a la cabeza de la asistencia financiera para Haití, con el

anuncio de una ayuda urgente equivalente a US$175 millones y unos US$154 millones para

rehabilitación a corto plazo.

Reclamos

El reclamo francés sobre el papel que Washington asumió en Haití ocurrió después de

comentarios similares por parte del presidente venezolano Hugo Chávez y del nicaragüense Daniel

Ortega.

"Pareciera que Estados Unidos estuviera ocupando militarmente Haití aprovechando la

desgracia", dijo Chávez este fin de semana.

Joyandet, por su parte, recordó que el sábado mantuvo una disputa con los estadounidenses que

controlan el aeropuerto de Haití para que autorizaran el aterrizaje de dos aviones franceses con

ayuda humanitaria.

El ministerio francés de Relaciones Exteriores intentó poner paños fríos a la polémica al

negar que haya habido una protesta formal ante Washington.

Pero Joyandet volvió a la carga este lunes al pedir que se aclare el tipo de misión que

cumple Estados Unidos en Haití.

"La ONU está trabajando, espero que haya una decisión (y) se precisen las cosas, en cuanto al

rol de Estados Unidos, porque se trata de ayudar a Haití y no de ocupar a Haití", dijo.

Además, el ministro aseguró que "Francia estuvo ahí desde el primer día, con 500 personas que

trabajan" en el lugar del terremoto.

"Aportar dinero"

El ministro francés también sugirió la necesidad de que Europa despliegue en Haití

una fuerza policial compuesta por Italia, Holanda, Portugal y Rumania, además de Francia.

Europa prometió $US290 millones para tareas de reconstrucción.

La decisión final sobre la fuerza europea, que según España podría ascender a unos 150

hombres, depende de una reunión que este lunes celebra el Consejo de Seguridad de la ONU para

analizar la situación en Haití.

Sin embargo, en una aparente referencia al gran despliegue militar en Haití por parte de

Estados Unidos, la jefa de la diplomacia europea Catherine Ashton advirtió que el país necesita

antes que nada coordinación en la ayuda humanitaria.

Además de la asistencia financiera urgente y a corto plazo para Haití, Europa prometió el

desembolso de casi $US290 millones para tareas de reconstrucción a largo plazo en el país caribeño.

Este lunes, Francia anunció además que el 25 de enero se realizará en la ciudad canadiense de

Montreal una reunión para preparar una conferencia internacional para la "reconstrucción y el

desarrollo" de Haití.

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, cuyo país lideraba la fuerza de cascos

azules de la ONU en Haití, también reclamó una mejor coordinación para la llegada y distribución de

víveres en el país.

Lula sostuvo que Brasil mantiene una misión relevante en Haití, recordó que ha puesto US$15

millones a disposición del país y pidió a los países ricos que realicen mayores esfuerzos

financieros.

"Espero que el mundo entero decida aportar dinero para reconstruir Haití, que fue el primer

pueblo de nuestro continente que conquistó su independencia", dijo Lula.

"Abandono colectivo"

De hecho, la controversia sobre la influencia externa en el Haití post-terremoto

tiene como telón de fondo un pasado de dominio europeo y estadounidense en el hoy empobrecido

Estado caribeño.

La parte de la isla de La Española que hoy forma Haití fue colonia española y luego francesa

hasta 1804, cuando el país alcanzó su independencia, y estuvo ocupado por Estados Unidos entre 1914

y 1934.

Ese territorio del Caribe fue "el centro de la colonia azucarera más rica del mundo,

proporcionándole a Francia un cuarto de su riqueza a fines del siglo XVIII", indicó la revista The

Economist en su último número.

El fenómeno se debió en gran medida a los 700.000 esclavos africanos que fueron llevados allí

y que constituyeron la base de la actual población haitiana.

"En el siglo XVIII hubo esa ilusión de que el Caribe podía ser una fuente de riqueza", dijo

el historiador francés Jean-René Aymes a BBC Mundo.

Sin embargo, notó que después de la independencia de Haití hubo un "abandono colectivo de ese

territorio".

A su juicio, la actual molestia de París ante la notoria influencia que Washington ha vuelto

a tener en Haití responde a un "sentimiento de inferioridad por la parte francesa respecto a este

aliado omnipotente".