afondo - Francisco Francisco
jueves 15 de febrero de 2018

"Provincianismo" del Papa

El ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti ha causado sorpresa y generado polémica con un análisis del rol del papa Francisco como líder político, publicado como columna de opinión en el diario español El País de Montevideo.

Según el ex mandatario uruguayo el Pontífice se mueve en medio de extrañas contradicciones y a cada rato desciende de la universalidad de su posición a "minúsculos combates políticos de un inexplicable provincianismo argentino", al tiempo que no oculta la raíz populista-peronista que ya han marcado varios historiadores.

Sanguinetti también le cuestiona al Papa haber avalado a Hebe de Bonafini, líder de las Madres de Mayo y ferviente kirchnerista, la que "ha degradado una noble causa con su fanatismo y la corrupción de la entidad que dirige".

Recuerda, asimismo, que Bonafini celebró el atentado contra las Torres Gemelas, en tiempos en que llamaba fascista al entonces cardenal Jorge Bergoglio. Cuando este llegó a Papa, la recibió ostentosamente, para que en la puerta vaticana despotricara con violencia contra el presidente Macri, el compatriota electo por el voto popular, "al que por entonces había recibido con una frialdad tan notoria que asombró al mundo".

El ex jefe de Estado uruguayo recordó que Francisco no cosechó muchos aplausos en Chile –muy por el contrario– y que en Perú, donde le fue mejor, trató muy bien al presidente peruano Kuczynski, quien pasaba muy malos días por su indulto a Fujimori.

Y resalta la siguiente frase del argentino Bergoglio sobre sus preferencias políticas: 'Se estaba (en la región)buscando un camino hacia la Patria Grande y de golpe cruzamos hacia un capitalismo liberal inhumano que hace daño a la gente'".

"En una palabra –traduce Sanguinetti– con Cristina Kirchner, Correa, Dilma, Evo y Maduro, íbamos hacia la Patria Grande bolivariana. En cambio, ahora marchamos a un liberalismo inhumano".

¿Y quién sostiene eso?, pregunta Sanguinetti. Y se contesta con ironía: "¿Acaso el gradualista Macri, que trabajosamente va enderezando a la Argentina con el cuestionamiento de muchos economistas liberales? ¿O Piñera, que ya fue presidente y no desmontó la obra social de los gobiernos de la Concertación?".

Los uruguayos suelen tener facilidad para hablar claro.
Fuente:

Más Leídas