afondo
El metal tiene una larga historia y despierta confianza en los seres humanos. Sin embargo, hay que tomar algunas previsiones.

Oro: ¿buena inversión?

Por UNO

Lo mismo que ocurre con las propiedades, existe una cultura ancestral de que la inversión en oronunca nos va a defraudar. Pensemos que las primeras monedas de oro puro fueron acuñadas en Lidia,

reino de Asia Menor, en el año 560 antes de la era cristiana. Y la creencia popular y que en muchos

momentos de la historia fue la realidad es que el oro fue, es y será un símbolo de riqueza y que

provee estabilidad económica en nuestros tiempos.

Pero lo que muchas veces los inversores pasan por alto es sus propiedades físicas y químicas,

que le permiten tener usos industriales importantes y apuntalar su valor. El 91% de la demanda

mundial de oro es principalmente para joyería y en menor medida para usos en la electrónica,

odontología, medallas y monedas.

Otra característica del oro es que no presenta una relación estándar entre los niveles de

oferta, demanda y precio, lo cual determina que este metal –también la plata– no presente el

comportamiento de precios típico de las materias primas, que en términos generales obedecen a las

leyes de oferta y demanda del mercado.

En momentos como el actual, en donde existe el fuerte temor de que vuelva el "fantasma de la

alta inflación" de los años \'70, "volver al futuro y comprar unos gramos de oro" no parece ser una

mala opción.

Para quienes les gustan "hacer brillar más al oro", las barras y monedas en lingotes aparecen

como los instrumentos adecuados. En estos casos, el oro se presenta con diferentes marcas según las

refinadoras; para asegurarse la facilidad de reventa la barra debe llevar la marca de una empresa

refinadora reconocida internacionalmente, así como el número de serie y su peso exacto.

Principales monedas de oro

American Eagle (1986 a la fecha): disponible en tamaños de 1, ½, ¼ y 1/10 de onzas troy.

Pureza: 0,916 o 22 quilates

Canadian Maple Leaf (1979 a la fecha): disponible en tamaños de 1, ½, ¼, 1/10 onzas troy.

Pureza: 0,9999 o 24 quilates

South African Kruggerand (1976 a la fecha): disponible en tamaños 1, ½, ¼, 1/10 onzas troy.

Pureza: 0,916 o 22 quilates

English Britannia (1987 a la fecha): disponible en tamaños de 1, ½, ¼, 1/10 onzas troy.

Pureza: 0,916 o 22 quilates

Australian Kangaroo (1989 a la fecha): de 1986 a 1988 Australia producía el Gold Nugget Coin,

que fue remplazado en 1989 por la moneda Kangaroo. Disponible en tamaños de 1, ½, ¼, 1/10, 1/20

onzas troy. Pureza: 0,9999 o 24 quilates

Chinese Panda (1982 a la fecha) Disponible en tamaños de 1, ½, ¼, 1/10 y 1/20 onzas troy.

Pureza: 0,9999 o 24 quilates

Austrian Philharmonic (1989 a la fecha): disponible en tamaños de 1, ¼ y 1/10 onzas troy.

Pureza: 0,9999 o 24 quilates

Mexican Centenario Family (Oficial Govt. Restrikes): disponible en tamaños de: 50 pesos: 1,2

troy oz. (1947), 20 pesos: 0,48 troy oz. (1959), 10 pesos: 0,24 troy oz. (1959), 5 pesos: 0,12 troy

oz. (1955), 2,5 pesos: 0,06 troy oz. (1945), 2 pesos: 0,04 troy oz. (1945) Pureza: 0,900 o 21,6

quilates

Mexican Onza (1981 a la fecha): disponible en tamaños de 1, ½ y ¼ onzas troy. Pureza: 0,999 o

24 quilates

Fuente: The Gold Institute (publicado en "Situación y tendencias de la minería aurífera y del

mercado internacional del oro", por Ariela Ruiz Caro, CEPAL, 2004)

Para quienes tienen miedo de que les hagan el "cuento del tío" y les arrebaten el "metal

precioso", hay otras alternativas, como:

a) Certificados de cuentas de oro, que son obligaciones de la institución emisora –por lo

general un banco comercial– para remitir una cantidad y calidad de pureza de oro determinada

conforme a los requerimientos del cliente, de acuerdo con los términos y condiciones del emisor.

b) Acciones de compañías mineras: es una forma indirecta de acceder al mercado del oro. Pero

lo que hay que tener presente en estos casos es que las acciones mineras no son un sustituto

perfecto del oro en lingotes en una cartera de inversiones bien diversificada. Al respecto, cabe

recordar la caída de los mercados de valores en 1987 (el Dow Jones cayó más de 20% en 3 días). El

oro en lingotes mantuvo su valor, pero las acciones de las empresas mineras del sector se

comportaron como el resto de las acciones y perdieron valor en la misma proporción que el resto del

mercado bursátil.

c) Fondos Comunes de Inversión: muchos ofrecen programas de inversión en oro. A través de la

inversión en fondos, los inversionistas compran riesgo general de mercado en lugar de riesgo de una

empresa en particular.

d) ETF de oro: se puede replicar el comportamiento del oro a través de este instrumento. Los

más populares son el GLD y el IAU.

Para aquellos hombres que se precien de su caballerosidad, deberían ir a comprarle alguna

joya a su enamorada, aun con el riesgo de que ella crea que sólo lo hace con la esperanza de que

sea una buena inversión.

Dejá tu comentario