Ornella Ferrara sin límites

Vuelve a Mendoza el encuentro motivacional femenino más importante de Argentina, en su segunda edición.

Por Antonella Punzino
uno_escenario@diariouno.net.ar

La cita será en el hotel Intercontinental, hoy a las 18.30, bajo el lema "Siete reinas que hablan por todas. Vení a escuchar tu propia voz". Siete mujeres locales y nacionales, en aproximadamente 10 minutos, contarán sus experiencias de cómo rompieron el molde frente a lo impuesto, cómo se diferenciaron, cómo dijeron que no, en un mundo donde no está bien vista la respuesta negativa de la mujer.

Este año se subirán al escenario siete oradoras de lujo, con carreras y vidas diferentes, y cada una intentará inspirar a las presentes con sus historias de vida, para brindar herramientas y facilitar el empoderamiento.

Una de las elegidas de esta edición 2018 es Ornella Ferrara, sin dudas una de las mujeres más destacadas de los medios locales. Acompaña hace más de diez años a los mendocinos durante todas las mañanas, a través de El Siete con su profesionalismo periodístico, pero sin dejar de lado el carisma y alegría en las primeras horas del día.

En una cálida charla con Diario UNO, habló de su sorpresa frente a la invitación de 7Reinas, sus proyectos y opiniones más personales.

–¿Por qué pensás que te convocaron?
-El año pasado tuve la posibilidad de ser la conductora del evento, quedé fascinada, salí totalmente "empoderada", con una fuerza impresionante. Este año fui convocada, y en un principio les dije que no; consideraba que no tenía nada interesante que contar o un mensaje para dejar.

–¿Por qué pensaste que no tenías nada para aportar?
–Porque más allá del trabajo en la tele, que quizás es más expuesto, soy una mujer común y corriente.

–Quizás eso es lo que se quiere mostrar, cómo las mujeres "comunes y corrientes" son referentes...
–Por eso, después hablando esto mismo con las chicas de 7Reinas, acepté y estoy feliz, preparando el discurso. Quiero dejar el mensaje de que si trabajamos con fuerza y vamos por lo que queremos, se puede. Haciendo un repaso de lo que he vivido, me di cuenta de que desde muy chica deseé lo que estoy viviendo ahora. De ahí también la importancia de darse cuenta de estar haciendo lo que soñaste cuando eras chica. En definitiva, hay que disfrutar de los buenos momentos.

–¿A lo largo de tu carrera tuviste malos momentos que te marcaron?
–Sí, como todo, como es en la vida en general, a veces estás más arriba, más abajo, o estás en un trabajo que te gusta mucho más que el otro, pero mi filosofía de vida es tomarlo todo como aprendizaje. Desde que empecé a trabajar en mis inicios, a los 18 años, todo lo que fui haciendo me sirvió para formarme ¿Si tuve malos momentos? sí, pero los superé y miré el lado positivo y le di para adelante.

–¿Cómo te sentís con la reprogramación de la pantalla de El Siete? Estás muy temprano ahora...
–Bien, feliz, contenta con los cambios, el horario se hace pesado porque tengo dos bebés y tengo noches que duermo muy poco, pero estoy feliz. Tenemos un equipo hermoso en BDA (6.30 a 9), nos conocemos hace años los cuatro (Sergio Robles, Ricardo Mur, Rodolfo Gravina y ella), es un grupo ensamblado, hemos logrado un equilibrio hermoso, cada uno con su estilo, con su personalidad.

–Recién nombraste a tus bebés... ¿Cómo te manejás con la maternidad en paralelo con tus proyectos?
–Parte de lo que doy en mi discurso de 7Reinas es eso. Tienen la misma importancia, no significa que por tener hijos vamos a descuidar nuestro trabajo, o por trabajar vamos a descuidar a nuestras amigas. Las mujeres ahora le damos prioridad a todo, no tenemos una lista.

–Romper con el paradigma impuesto socialmente de que la mujer sólo es para la casa y los hijos...
–¡Claro! Qué mejor ejemplo que dejarle a tus hijos el mensaje de hacer lo que te gusta, trabajar de lo que uno ama. Me siento muy afortunada, desde que empecé a trabajar en esto. Los chicos necesitan una mamá feliz y que se sienta completa, y eso es lo que estoy haciendo, también para ser feliz yo. Mientras me haga feliz mi trabajo, voy a seguir.

–¿Tenés proyectos y metas todavía en la lista de espera?
–Sí, siempre está bueno reinventarse, tener metas, es lo que le da sentido a la vida. Tengo metas y sueños para ir detrás. En lo laboral, me parece que me queda un montón todavía, pero todo llega naturalmente, no lo voy buscando. Tengo ganas de hacer algo propio por ejemplo, pero en un futuro, no me vuelvo loca ahora. Está bueno tener un sueño e ir por él, porque eso es lo que te va movilizando.

–¿Qué opinás sobre la despenalización del aborto?
–La verdad es que estoy a favor de las dos vidas, me parece que la muerte no es la solución para absolutamente nada. También que siento que hay una cuestión contradictoria de luchas. Hay poca tolerancia al que piensa distinto, poca paciencia. Me parece que son válidas todas las opiniones. Cuando fui mamá por primera vez y escuché el latido del corazón de mi hijo a las siete, ocho semanas, era el corazón de "mi hijo", latiendo en "mi panza", eso me moviliza mucho. Para cualquier mamá que se lo preguntes, te marca un antes y un después. Te lo cuento y me emociono. Me parece que hay temas más de fondo, como la educación. Yo estoy a favor de las dos vidas.
Fuente:

Más Leídas