Diario Uno > afondo

Mejor invertir en Chile y Brasil

La mitad de las empresas argentinas consultadas asegura estar mejor que a principios de 2009 y dosde cada tres esperan que su situación mejore en este 2010, pero el 98 por ciento sostiene que el

marco institucional para invertir y encarar negocios en el país es "menos favorable" que en Brasil

y Chile.

La inflación y el aumento de los costos aparecen como los problemas de contexto que más

afectan a las compañías que operan en el país, ya que su peso se duplicó respecto del trimestre

anterior: ahora es 69 por ciento contra 31 de entonces.

Así lo indicó hoy un informe de SEL Consultores sobre la situación laboral y social en la

Argentina, según los resultados de la Encuesta de Clima de Negocios realizada entre 146

directores, gerentes de administración y finanzas y controllers de empresas líderes y

medianas del país.

Las empresas estiman que la inflación de 2010 alcanzará el 17 por ciento, lo cual sugiere

proyecciones crecientes respecto de 2008 y una brecha de 11 puntos en comparación con la estimación

oficial, al tiempo que preven un aumento salarial del 16 por ciento.

En un ámbito más general de problemas económicos del país, la inseguridad jurídica encabeza

la lista de preocupaciones, seguida por la incertidumbre política y la falta de confianza, lo cual

explica el retraso en la toma de decisiones de inversión.

La situación política y las decisiones del gobierno afectan negativamente las decisiones de

inversión del 60 por ciento de las empresas (reducción del programa de inversiones, postergación de

inversiones ya decididas, o cancelación de decisiones de inversión del nuevos proyectos).

Para el 82 por ciento de las firmas que toman decisiones sobre nuevas inversiones, los

determinantes son factores propios del país.

Cinco de cada diez empresas opinan que el clima de inversión es "malo", y otras cinco

señalan que es "regular"; apenas el 3 por ciento estima que es bueno y el horizonte de

previsibilidad para invertir en la Argentina es de sólo 1,2 años.

Los principales factores que no permiten calificar el clima de inversión como bueno, son la

inseguridad jurídica, el intervencionismo estatal, y la incertidumbre política e

imprevisibilidad económica.

El 62 por ciento de las compañías consultadas opinó que la relación entre las empresas y el

Gobierno empeoró en los últimos tiempos.

No obstante, se registró una mejora de la tendencia en las expectativas que se refleja en

las proyecciones macroeconómicas de las empresas: nueve de cada diez estiman que en 2010 la

economía retomará la senda del crecimiento, con un incremento promedio esperado del PBI del 3,9 por

ciento.

El cambio de de expectativas entre las empresas, respecto de principios de 2009 en plena

contracción económica local e internacional, "refleja el fin de la recesión y el inicio de la

recuperación económica".

En cuanto a las expectativas sobre el crecimiento que pueda alcanzar la economía argentina,

se registró una revisión al alza de las estimaciones: en el trimestre anterior las empresas

proyectaban un crecimiento de la economía de sólo 2,2 por ciento.

Luego de la recesión, el 40 por ciento de las compañías espera aumentar sus inversiones en

2010, aunque en la mitad de ellas se trata de programas de mantenimiento o cambios de organización,

sin grandes innovaciones tecnológicas.