Diario Uno afondo

Muy pocos reconocen a Gerard y Alain Wertheimer, los dueños de la firma y poseedores de una fabulosa fortuna que esta semana tuvo un cálculo aún mayor a la estimada.

Los dueños de Channel, cada vez más ricos y más invisibles

Por UNO

Si vas a un desfile de Chanel seguramente no te vas a fijar en dos hombres maduros con traje gris que se sientan en tercera o cuarta fila y desaparecen sigilosamente cuando la vorágine acaba.

Muy pocos reconocen a Gerard y Alain Wertheimer, los dueños de la firma y poseedores de una fabulosa fortuna.

Los hermanos dirigen el negocio que pertenece al clan Wertheimer desde 1924. Como tercera generación a cargo de la casa de costura, mantuvieron Chanel como empresa familiar.

Los Wertheimer, una familia de judíos asentada en Francia, son cultos y ricos como los Rothschild pero más celosos de su privacidad.

Cumpliendo con la tradicional discreción familiar, no revelan datos financieros sobre su compañía y evitan asistir a eventos de la compañía. En 40 años apenas han dado entrevistas y en 2002 apenas le dieron un par de citas informales al New York Times. Su máscara perfecta: Karl Lagerfeld que, mordaz y prolífico, cumple a la perfección su papel como imagen y director creativo de la firma.

Pero su destreza en los negocios ha terminando perturbando el apacible silencio de los Wertheimer. Esta semana, coincidiendo con la presentación de la nueva colección de Chanel en París Bloomberg publicó un cálculo de su fortuna, que según el medio financiero asciende a unos 14 mil millones de euros, más del doble que estimaciones previas. El dato los coloca a la cabeza de la industria.

Fuente: El País de Madrid.