Afondo Martes, 15 de mayo de 2018

Los 8 escalones: versión mundial

Este ciclo de preguntas y respuestas se transmitirá, todas las noches, por la señal de Nat Geo y estará compuesto por un jurado integrado Luciana Rubinska, Martín Liberman y Caruso Lombardi.

El equipo. Martín Liberman, Ricardo Caruso Lombardi y Luciana Rubinska serán los jurados que estarán bajo la conducción del ex arquero Sergio Goycochea.

La periodista Luciana Rubinska integrará el jurado de expertos a vencer en Los 8 escalones: camino al Mundial, el programa de Nat Geo (Canal 300 de Supercanal digital) conducido por Sergio Goycochea que se emitirá todas las noches, a las 22, y retomará el ya clásico formato televisivo, pero que, en esta ocasión,medirá específicamente saberes relacionados a los Mundiales de fútbol y que llevará al ganador a la final de Rusia 2018. El programa comenzó a emitirse en la noche de ayer.

Con estreno en simultáneo por la pantalla de Fox Sports (Canal 101 de Supercanal digital), el programa se emitirá de lunes a viernes y contará con un jurado presidido por el periodista Martín Liberman acompañado alternadamente por Rubinska y por el polémico director técnico Ricardo Caruso Lombardi.

El show de preguntas y respuestas se suma a la oferta relacionada a la Copa del mundo que empieza a crecer tanto en el aire como en los canales de cable y que, en pocas semanas, será casi omnipresente.

El formato está calcado del de Los 8 escalones conducido por Guido Kaczka en El Trece: los participantes, solos o en familia, desafían a dos jueces eligiendo con cuál competir en cada pregunta (Liberman o Rubinska y Liberman o Caruso).

El concursante avanza más si su respuesta correcta coincide con un yerro del jurado famoso, y el objetivo es llegar hasta el octavo escalón para competir exclusivamente con Martín Liberman por la chance de ganar un viaje a la final del Mundial, aunque allí deberá acertar tres veces y que el periodista también se equivoque.

"La verdad que al principio dudé", dijo Rubinska en charla con la agencia Télam, en referencia al momento en el que le ofrecieron integrar el jurado de expertos, aunque afirmó que se decantó por dar el sí porque consideraba "una pequeña conquista" para las mujeres poder ocupar "un lugar en el que en otro momento hubiese estado un hombre".

Es que aunque actualmente ejerza también la conducción de un noticiero tradicional con El Diario por las tardes de C5N (Canal 5 de Supercanal digital), Rubinska tiene ya un extenso recorrido en el periodismo deportivo y sabe de las dificultades que aún tienen las mujeres para ganarse el respeto del público y de los colegas.

En un alto de su apretada agenda, que incluye también su trabajo en Agenda Fox Sports, Rubinska relató a Télam cómo será el envío de preguntas y respuestas, opinó acerca del todavía exiguo espacio para las mujeres en el ámbito deportivo en los medios, del formato de "polémica" reinante en los canales de deportes y su contribución a la "histeria" futbolera.

-¿Cómo tomaste la propuesta de ocupar el lugar de "experta" en Mundiales?

-Me llamaron las autoridades de Nat Geo y me contaron que tenían ganas de que yo fuera parte del jurado. El programa lo conocía porque lo había visto un montón de veces y me parecía sumamente interesante. Me entusiasmó, pero la verdad que al principio dudé.

-¿Por qué?

-Porque vivimos en una sociedad a veces muy cruel, que no perdona el error, que tiene demasiadas exigencias. Pero por otro lado me parecía que era una buena oportunidad para que las mujeres sigamos creciendo en nuestras pequeñas conquistas en un lugar en el que en otro momento hubiese estado un hombre.

-¿Bastaba con los saberes que traías o tuviste que estudiar un poco?

-Tengo conocimiento por ser fanática del fútbol y de los mundiales desde siempre, y también tuve que empezar a leer. Me puse a repasar Mundial por Mundial, curiosidades, goleadores, partidos.

-Retomando lo que comentabas al principio acerca del lugar en este ámbito para las mujeres, ¿cómo fue su participación como concursantes?

-Vinieron mujeres, de hecho había un montón. Eran menos que los hombres, pero hubo un grupo de mujeres que vino.

-¿Sentís que su presencia y justamente el hecho que uno de los jueces seas vos puede contribuir a pelear esa imagen machista del fútbol como un espacio de y para hombres?

-Creo que sí, porque son espacios en los que tiempo atrás no te hubieras imaginado que podía haber una mujer. Y que hoy dentro de los dos jurados de un programa de fútbol haya una mujer, habla de un lugar de conquista. Lo siento así y me enorgullece, pero la realidad es que todavía queda mucho por construir.

-¿Qué falta para que las mujeres puedan ganarse definitivamente el respeto en ese ámbito?

-Creo que faltan oportunidades para que cada vez haya más mujeres con posibilidades de trabajar dentro del periodismo deportivo. Hay una evolución pero pequeña, porque si ves cómo están repartidas las tortas de aire entre hombres y mujeres todavía sigue siendo muy mayoritaria la masculina. Pero de a poco somos más: Vero Brunatti, Ángela Lerena, Debora D'Amato, Majo Lezcano, Alina Moine y otras. Hay más que cuando yo empecé.

-Quizás hay más en roles como conductora, movilera, presentadora de noticias, pero en el que es el formato rey del momento, que es el de los programas de debate con panelistas, todavía faltan.

-Todavía faltan, sí, coincido. De hecho, es un área en el que hay pocas. Hay que incentivar en los propios medios para que haya más posibilidades.

-Entrando en la previa del Mundial ¿Cómo ves esta relación tan tirante que hubo en los últimos años con los jugadores, ellos en silencio durante largo tiempo y muchos programas con críticas feroces?

-Creo que hay distintos tipos de periodismo y a mí me parece que cuando todos lo analizamos, los mismos protagonistas también muchas veces, podemos quedarnos con el "cabaret". Y la verdad es que hay muchas formas de ejercer el periodismo; también hay mucha información y mucho análisis. Depende de lo que se quiera consumir y a lo que se le quiera dar importancia. Hay de todos los colores y todos los matices, aunque es verdad que hoy los programas de debate tienen un peso preponderante.

-¿Contribuyen esos programas a la difusión de cierta histeria futbolera, que sobredimensiona el éxito y minimiza los procesos?

-Puede ser. Hay una acumulación en un proceso con momentos buenos (por las tres finales consecutivas que jugó la Selección entre 2014 y 2016) pero también con una AFA por la que pasaron un montón de entrenadores, con situaciones institucionales de crisis que tampoco contribuyen a que la gente esté tranquila. En el último tiempo hay otro camino, otra conducción que se está reorganizando y creo que va a colaborar a bajar esa histeria.

Dejanos tu comentario