afondo - Stamateas Stamateas
domingo 15 de abril de 2018

Las ideas fijas que nos limitan

Por Bernardo Stamateas
bernardoresponde@gmail.com

A veces vamos detrás del conocimiento, lo cual es muy loable. Pero por mucho que aprendamos, no logramos obtener buenos resultados en aquello que emprendemos. La razón es que, sin saberlo, tenemos en la mente ciertas ideas fijas que nos limitan y no nos permiten avanzar en la vida.

Sobre todo en épocas de crisis, donde todo parece que va mal, muchos buscan algo de que aferrarse para no derrumbarse. Puede tratarse de cosas o personas que pasan a funcionar a manera de tabla de salvación y les permite desviar su atención del verdadero problema.

¿Qué es una idea fija? Es una imagen mental en la que solemos enfocarnos. Como resultado, nuestra vida y nuestras acciones giran alrededor de eso que se convierte en una obsesión y bloquea nuestra capacidad para discernir y resolver y no nos permite lograr nuestras metas y objetivos.

La única manera de deshacernos de una idea fija, que nos lleva a ser personas inflexibles y estructuradas, es cuestionándola y reconociéndola como falsa, es decir, cambiando nuestra manera de pensar que la mayoría de nosotros traemos desde la niñez.
Estas son algunas de las ideas fijas que nos limitan más comunes:

El otro: Hay gente que vive obsesionada por lo que alguien les dijo o les hizo. Por supuesto se trata de un accionar negativo que les ha producido dolor emocional y no pueden superar. Las emociones lastimadas que no sanamos, aun cuando no nos demos cuenta, bloquean nuestra capacidad de volver a relacionarnos con alguien sanamente. Es por ello que necesitamos llegar al punto en el que somos libres de la gente y tenemos lo que llamo "piel de rinoceronte". Otros idealizan a alguien y creen que es perfecto. Nadie es perfecto y nadie debería ser el objeto de nuestra idealización, sino de nuestra motivación. Somos todos seres humanos con defectos y virtudes y el mismo potencial para alcanzar todo aquello que soñemos. Cuando fijamos nuestra mente en los demás, pasamos a depender emocionalmente de ellos y a menudo fracasamos.

Los seres humanos nos convertimos en aquello que pensamos la mayor parte del tiempo.

Un pensamiento. Un pensamiento obsesivo es una imagen fija y negativa que nos mantiene esclavizados. Quizás en tu familia de origen te enseñaron que "los hombres no lloran" o que "una mujer no puede enfrentar la vida sin un compañero al lado", y esas ideas se fijaron en tu mente y hoy condicionan tu accionar. ¿Cómo podemos erradicar un pensamiento negativo que nos limita? Aprendiendo a amarnos equilibradamente, a cuidarnos y a tomar decisiones según nuestras propias convicciones con seguridad y firmeza.

Un prejuicio. Un prejuicio es una imagen mental negativa anticipada. Es decir, un juicio que tenemos sobre algo o alguien que ya ha sido formado en nuestra mente. Todos sabemos bien lo dañinos que pueden resultar los prejuicios. Por eso, si somos conscientes de alguno, antes de enfrentar una situación donde podría surgir, debemos tratar de quitarlo de nuestra estructura de pensamiento.
Si anhelamos cumplir nuestro propósito de vida, es fundamental quitar toda idea fija que nos limita. Pero para ello, primero hay que reconocer que las tenemos. Una vez que dichas ideas son eliminadas, somos libres para tener pensamientos que nos traigan beneficios y nos permitan funcionar eficazmente.

La ausencia de ideas fijas negativas nos hace libres de la opinión ajena, de las tradiciones y de la cultura reinante y nos brinda la posibilidad de "pensar más allá", de ser creativos e innovar. Es decir, de convertirnos en pioneros.
Fuente:

Más Leídas