afondo
Para eso hay que invertir de manera inteligente. Autofinanciarse el retiro es clave frente a los vaivenes económicos del país. Cómo entusiasmar a los que no piensan en el futuro.

Las crisis permitirán jubilarse joven y mejor

Por UNO

Distintas investigaciones señalan que el mayor error que cometen los adultos y que les produce unfuerte arrepentimiento es no haber comenzado a ahorrar e invertir desde una edad temprana.

En los países desarrollados quienes confiaron sus ahorros en un fondo de retiro gubernamental

o corporativo han sufrido pérdidas que llegan al 25% y deben empezar de nuevo, mientras que en

nuestro país los permanentes cambios de régimen y de inversiones según sean las necesidades de caja

gubernamentales hacen pensar que vivir en un futuro de la jubilación estatal es casi tan difícil

como que Walt Disney resucite.

La percepción de que uno mismo se deberá "autofinanciar el retiro" crece entre los más

jóvenes, en especial entre los Millenials o generación Y, que agrupa a las personas que nacieron

entre 1981 y el 2000.

La consultora PriceWaterhouseCooper, en un estudio sobre estos jóvenes de Argentina publicado

hacia fines del año pasado, señaló que seis de cada diez jóvenes cree que deberá autofinanciar su

retiro y que su pareja tendrá que aportar ingresos para mantener el hogar.

Sólo el 4% de los encuestados se mostró confiado de que podrá vivir de su jubilación

(estatal) y sólo el 2,1% aseguró que valoraría que su empresa le ofrezca como beneficio un plan de

pensión o de retiro.

Lo paradójico es que a pesar de pensar de esta manera, gran parte de los jóvenes "aún no está

pensando" en el momento de jubilarse. Posiblemente la razón radique en que dado que vivimos en un

mundo cada vez más incierto, se prefiere la emoción del consumo inmediato al pensamiento de un

futuro incierto.

Para que estos jóvenes no terminen arrepintiéndose en un futuro como muchos adultos, ¿hay

algo que se pueda hacer para ayudarlos? ¿Por dónde se les puede entrar a los jóvenes para que no

nos digan "vos no sabés nada?".

Una forma sería hacerles saber que la inversión en acciones de "marcas" que ellos consumen a

diario y les son familiares, y en muchos casos se divierten, también les permitirá gozar de un

futuro mejor. Y en muchos casos no habrá que esperar a la jubilación para ver los resultados.

Cómo entusiasmar a los jóvenes

¿Qué joven no conoce la marca Apple de los Ipod y las computadoras? Sus acciones subieron

228% desde enero 2009.

¿Y quién no ha buscado cosas en la web a través de Google, cuyas acciones subieron 65% en el

mismo período, o el rico café de Starbucks, cuyas acciones subieron 290%?

Muchos querrán tomar ganancias rápidas, mientras que otros comenzarán a pensar en jubilarse

ricos y a una edad temprana. Para estos últimos la historia juega a su favor.

Un estudio llevado a cabo por el profesor Jeremy Siegel, de la Universidad de Wharton, en

Pensilvania, EE.UU., mostró que las acciones en el período diciembre 1925- marzo 2009 (o sea,

incluida la baja de las acciones del último año del 50%) rindieron 7% anual en promedio en términos

reales (o sea, por encima de la inflación y reinvirtiendo los dividendos). ¿Nada mal no?

Con marcas comerciales como las mencionadas y dado los altos rendimientos esperados, es

probable que los jóvenes se convenzan.

De ser así sería recomendable que no inviertan en una sola acción, sino que sigan lo que se

ha dado en llamar la "regla del cinco". La teoría es que de las cinco acciones elegidas, una

probablemente será perdedora y tres producirán rendimientos mediocres, pero la quinta será una

verdadera ganadora.

Mahatma Gandhi comulgaba con el pensamiento de los jóvenes actuales de que "...hay que vivir

como si fueras a morir mañana...", pero también con la experiencia de los adultos al decir: "...Aprende

como si fueras a vivir para siempre...".

Transmitir a los más jóvenes el equilibrio entre las dos fuerzas anteriores permitirá que

baje el número de arrepentidos por no comenzar a ahorrar desde una edad temprana.

Dejá tu comentario