Diario Uno > afondo

La separación no exime de la infidelidad

BUENOS AIRES– La Cámara Nacional en lo Civil sostuvo que un hombre incurrió en "adulterio" pese aestar separado de hecho de su mujer desde hacía varios años, y por ello lo responsabilizó en el

juicio de divorcio.

Así lo dictaminó la Sala A del tribunal en una resolución en la cual entendió que "resulta

indispensable el pronunciamiento judicial que decrete la separación o el divorcio de los cónyuges,

pues mientras tanto la comprobada relación sexual extramatrimonial provoca la configuración de la

causal de adulterio".

"La circunstancia de que se haya producido la separación de hecho entre los esposos de ningún

modo los autoriza a cometer esta afrenta, en tanto el deber de fidelidad se perpetúa durante la

vigencia del vínculo y no concluye por el mero distanciamiento, que carece de virtualidad para

exculpar las transgresiones cometidas respecto de ese fundamental deber", señalaron los camaristas.

De esta manera, los jueces Hugo Molteni, Ricardo Li Rosi y Fernando Posse Saguier hicieron

lugar a la demanda interpuesta por la mujer, quien había acudido a los tribunales por entender que

su marido había incurrido en "adulterio" por la nueva relación sentimental que éste mantenía con

otra persona.

En el hecho, según acreditaron los magistrados, el hombre, si bien cambió de domicilio,

continuó "asistiendo con dinero a su cónyuge", pero su ex esposa le inició actuaciones a "fin de

que se fijara una cuota más adecuada". Sin embargo, para los jueces existió por parte del hombre la

causal de "abandono del hogar", por lo que también lo responsabilizaron por el divorcio.

"La causal de adulterio se encuentra suficientemente probada a partir de las declaraciones

del propio actor y los restantes medios probatorios tratados, los que en conjunto ilustran acerca

de su relación extramatrimonial iniciada aproximadamente luego de algunos años de la ruptura

matrimonial", según la resolución.

Además, los camaristas indicaron que el criterio es aplicable cuando los plazos de la

separación sean razonables, y al respecto, invocaron en la resolución otro caso en el que la pareja

estaba separada de hecho desde hacía 25 años, y en el que consideraron que no existió adulterio a

raíz de la nueva relación que emprendió uno de ellos.