Diario Uno afondo

Ediciones Culturales publica El inquilino de la soledad, de Tudela, primer libro de una serie de rescate de la títulos de la literatura mendocina

La Imprenta Oficial renace con un clásico

Por UNO

Por Fernando G. Toledofgtoledo@diariouno.net.ar

“He pasado el día entre papeles, fiel a esta vieja enfermedad de escribir. Necesito todo el frescor de las cumbres para refrigerar mi sangre”, escribe Ricardo Tudela en El inquilino de la soledad.

El que habla es uno de los escritores fundamentales de la literatura mendocina y una de sus obras maestras es ese indefinible volumen que lo muestra en su plenitud literaria: original, personalísimo, culto y con un sello a la vez local y universal.

Pero esa obra, que fue editada originalmente en 1929 y cuya última reedición data de 1964, era de difícil acceso. Es decir, leer una obra esencial de nuestra literatura resultaba casi imposible.

Para rehacer esa falta es que el Ministerio de Cultura de Mendoza acaba de reeditar El inquilino de la soledad, cuya aparición no es sino el inicio de una serie (precisamente, la Serie Dorada de Ediciones Culturales de Mendoza) destinada a rescatar algunos textos indispensables de las letras locales.

Pero, además, el rescate representa al mismo tiempo la reaparición de la Imprenta Oficial, que estuvo cesante por más de 15 años y que con este libro volverá a funcionar, atendiendo al pedido que muchosescritores y hacedores culturales han hecho al gobernador Francisco Pérez incluso antes de que asumiera como tal.

La Imprenta Oficial (cuyas maquinarias están en el edificio del Ministerio de Seguridad) sólo se ha mantenido activa para la impresión de algunos documentos oficiales de poca exigencia editorial y su vuelta al ruedo será paulatina. Por eso, adelantó el funcionario, en algunas ediciones (también en la de Tudela) se recurrirá en principio a otras imprentas, hasta que “vayamos invirtiendo en maquinaria, que hoy en gran parte está obsoleta”.

Libros mendocinos

La Serie Dorada, según explicó Fabricio Centorbi (subsecretario de Gestión Cultural), “es para autores consagrados, no contemporáneos, y seguirá con textos de Ángel Bustelo, Benito Marianetti, AméricoCalí y, esperamos, Juan Draghi Lucero”.

A esta colección de consagrados le seguirá, además, una Serie Platino (de autores generacionalmente más cercanos en el tiempo) y la Serie Doble Platino (para autores contemporáneos).

Junto con esas series, habrá también lugar para los premios Vendimia (desde hace tiempo, Ediciones Culturales sólo editaba esos libros), y una colección de literatura infantil y juvenil.

“Las reediciones de clásicos van a permitir conseguir cosas inhallables. Y lo demás, cumplir con tener un grupo de autores editados para que se difunda su obra”, completó Centorbi, quien dijo que si bien losprimeros canales de distribución serán “las bibliotecas populares de Mendoza”, pero que en breve se terminarán de cerrar acuerdos con otros circuitos comerciales convencionales (librerías, hipermercados) “para que de una vez los libros tengan una distribución adecuada”.

En el caso de El inquilino de la soledad, de Tudela, la edición ha estado al cuidado de Vanesa Funes (directora de Ediciones Culturales de Mendoza), y el diseño gráfico es de Romina Arrarás. La tirada,en esta ocasión, es de 750 ejemplares.

Una tienda en el Le Parc

En la línea de buscar lugares de venta para los volúmenes, pronto el Le Parc abrirá una tienda de libros y discos mendocinos, en los que podrá conseguirse estos ejemplares junto al amplio caudal de Ediciones Culturales, que durante mucho tiempo han dormido en un depósito con pocas chances de ser adquiridos por el público. “Tendrá todo ese material, pero también merchandising del propio Espacio Cultural Julio Le Parc”, adelantó Centorbi.

Además, autores de Mendoza que no hayan editado con algún sello oficial, también podrán dejar su material en consignación para la venta en esa tienda.

Presentación

  • El primer volumen de la Serie Dorada, El inquilino de la soledad, de Ricardo Tudela, se editó bajo el cuidado de Vanesa Funes (directora de Ediciones Culturales), con diseño gráfico de Romina Arrarás.
  • Será presentado hoy a las 21, en el Le Parc, como parte del día del escritor y asistirá la hija de Tudela.
  • Además, se rendirá homenaje al recientemente fallecido Alberto Rodríguez (h), autor de Matar la tierra. Por ello, se leerán en vivo fragmentos de la obra Los establos de su majestad, a cargo del actor Jorge Fornés y del músico Juan Lázaro Méndolas.