Afondo Martes, 10 de abril de 2018

Hallaron fósiles del monstruo marino más grande de la prehistoria y resuelven un acertijo de 150 años

El hallazgo de un ictiosaurio gigante en Reino Unido sugiere que la ballena azul podría no ser el mayor animal que haya existido.

Un grupo de paleontólogos resolvió en el Reino Unido un acertijo de más de 150 años tras descubrir restos de uno de los animales más grandes que jamás haya existido. Se trata de fósiles encontrados en la costa de la localidad de Lilstock de un ejemplar de ictiosaurio, una especie de reptil con forma de delfín que comenzó a poblar los mares hace 250 millones de años.El hallazgo fue realizado por el 'cazador de fósiles' autodidacta Paul de la Salle en mayo de 2016, cuando encontró una gran pieza de hueso fosilizado mientras caminaba por la playa. Tras contactar a un grupo de paleontólogos, fueron halladas otras cuatro piezas, que juntas formaban un hueso de 1 metro de longitud correspondiente a parte de la mandíbula del animal.La investigación posterior, publicada en PLOS ONE, dató los fósiles en 205 millones de años y determinó que el especimen es un 25 % mayor al más grande ictiosaurio jamás encontrado. En concreto, los científicos estimaron la longitud aproximada del ejemplar en 26 metros, cercana al tamaño del mayor animal en toda la historia: la ballena azul moderna, cuyo máximo especímen conocido midió 30 metros.Según los científicos, los ictiosaurios se extinguieron hace 90 millones de años. Pero a la luz de este hallazgo se comienza a aclarar un misterio que surgió en 1850, cuando fueron descubiertos huesos de gran tamaño en la cercana costa de Aust Cliff. En ese momento se presumió que correspondían a grandes seres terrestres, una hipótesis que nunca logró comprobarse o refutarse.Según Dean Lomax, investigador de la Universidad de Mánchester y coautor del estudio, esos fósiles podrían pertenecer a de los más grandes 'monstruos' acuáticos de la historia."Uno de los huesos de Aust también podría ser de ictiosauro [...] si lo es, en comparación con el espécimen de Lilstock, podría representar un animal mucho más grande", aseveró el científico, citado por ScienceDaily.

Dejanos tu comentario