afondo - aborto aborto
jueves 05 de abril de 2018

"Estamos en una sociedad hipócrita que hace oídos sordos a los abortos clandestinos"

Victoria Onetto es una de las 180 mujeres que firmaron la carta para apoyar la legalización del aborto seguro y gratuito, para que las mujeres más vulnerables social y económicamente dejen de morir en hospitales clandestinos.

La artista dialogó acerca de la idea que promulgó Dolores Fonzi, a la que ella, y otras 179 mujeres se sumaron.

"Somos parte de un colectivo de actrices que nos autoconvocamos en un grupo de WhatsApp que arde, somos más de 180 mujeres y se siguen sumando. No estamos a favor del aborto, sino a favor de la despenalización del aborto, por eso estamos a favor de la vida", comenzó Victoria.

"Estamos en una sociedad hipócrita que hace oídos sordos a los abortos clandestinos que llevan a la muerte. Lo que queremos con esto, cuando nos pronunciamos a favor de la despenalización, es la igualdad de oportunidades".

Siguió: "El aborto sucede y va a seguir sucediendo. La diferencia es que las mujeres ricas o de clase media acomodada están en buenas condiciones, no corren riesgo. Las mujeres de bajos recursos, que no tienen el dinero para poder abortar, terminan haciéndolo en lugares clandestinos o lo autoprovocan con agujas. Es muy triste, porque los índices de muerte son muy grandes".

"Como somos muchas, todos los jueves nos vamos a presentar en los despachos de los diputados. Para expresarles nuestra opinión y ver si pueden transformar su opinión. El 10 de abril se abren las oratorias. Estamos empezando a ir al Congreso a presionar en vivo, para ser escuchadas. Hay muchos que votan a favor y otros que votan en contra. Trataremos de inclinar la balanza", agregó Onetto.

Para cerrar, hizo un análisis más global: "Los aires de derecha soplan muy fuerte. El mundo siempre se pronunció en contra del aborto, pero cuando las mujeres tienen 5 o 6 hijos no quieren darle los planes sociales, es una contradicción muy grande. Hay un tema simbólico que tiene que ver con las mujeres que tienen acceso a ser fertilizaciones asistidas en centros privados y allí mismo desechan embriones. ¿Eso no es un aborto? Es un debate largo y hay que empezar a charlar. Es un avance que como sociedad planteemos esto en el Congreso. Estos temas los sacan como cortina de humo, a veces, para tapar la realidad. Es una opinión personal: pienso que no va a salir. Pero hay que seguir luchando, este es el camino".
Fuente: Primicias Ya

Más Leídas