Diario Uno afondo

Hoy, en Sexo sentido. Una mujer fantasea con tener varios orgasmos en un mismo acto sexual. Y consulta sobre el uso del viagra para tal finalidad.

Esas ganas de tener varios orgasmos en un mismo acto sexual

Por UNO

Por José Luis Rodríguez*sexosentido@diariouno.net.ar

Consultorio sexológico de Diario UNO

*Médico, psicoterapeuta, especialista en sexología clínica. Docente en la Facultad de Medicina de la UNCuyo y en la Facultad de Medicina de la UDA.

►Hola doctor, tengo 26 años. Me gusta fantasear con que mi novio pueda tener muchas relaciones conmigo en una vez y tener varios orgasmos. Por eso pensaba pedirle que tomara viagra. A él no le hace falta, pero no puede tener relaciones tan seguidas. ¿Qué me aconseja? Ana

Estimada, Ana:¡Hola! Empecemos por intentar aclarar un par de puntos que no son muy claros. El primero es qué significa tener muchas relaciones. El segundo, qué edad tiene su novio. Si tener muchas relaciones (o tan seguidas) significa la cantidad de relaciones en un encuentro sexual, es diferente a la frecuencia de relaciones que implica la cantidad de relaciones en un período de tiempo (días, semanas). Si pensamos en la cantidad de relaciones sexuales en un encuentro, estamos realizando una demanda a partir de una premisa por lo menos errada.

Aclaremos un poco. Si usted quiere tener varios orgasmos en un encuentro, no depende para nada de la cantidad de orgasmos que él tenga y ni siquiera de la erección. Usted puede llegar al orgasmo de muchas maneras diferentes (con diversas o la misma estimulación) y no es necesario un “equilibrio o compensación orgásmica” que diga que para estar satisfecho él tiene que terminar en un empate.

Ahora bien, si pensamos en la cantidad de relaciones sexuales en un período, tantas veces por día o por semana, dependerá del acuerdo que sea más satisfactorio para ambos, partiendo las diferencias que pudieran existir para cada uno.

Cuando le menciono la edad que él tiene, se debe a dos razones: la primera, explicar parte de la fisiología (funcionamiento) masculina y la segunda, las variaciones que esta fisiología presenta en el paso del tiempo. Cuando se produce la eyaculación, el varón pasa por lo que se denomina período refractario, lo que significa que más allá de la estimulación que reciba necesitará de un tiempo para tener una nueva erección. Aquí interviene la edad, ya que el período refractario en un varón muy joven (18 años por ejemplo) probablemente sea de uno o dos minutos, pero en un varón de alrededor de 30 años un poco más de cinco minutos. En ambos casos es normal, ni mejor ni peor, distinto.

Lo importante aquí (y podría decirse que empieza el consejo pedido) es que siempre es necesario que transcurra un tiempo para “recuperarse” y volver a tener una erección. Como mencioné antes, solamente se va a presentar cuando haya una eyaculación, si no la hay y por alguna razón se interrumpe la relación y se pierde la erección, se va a recuperar inmediatamente. Entonces, como primer detalle práctico, mientras pueda controlar el reflejo eyaculatorio puede ir interrumpiendo la relación en la medida que la pareja llega al orgasmo y volver a comenzar inmediatamente, o sea que ella puede tener los orgasmos que quiera y finalmente él tendrá el suyo. Es más, al realizar esta práctica el no va a tener ningún desmedro sino, al contrario, ese orgasmo será mucho más intenso en su percepción subjetiva.

Segunda parte del consejo ahora, si él tiene su orgasmo pierde la erección, y dentro de unos minutos la recupera si tiene el estímulo adecuado. Como esto es algo que hasta los varones muchas veces ignoramos (el período refractario y sus tiempos), intentamos tener relaciones antes de que pase ese tiempo (variable para cada uno y en cada edad, siempre normal) y como no hay respuesta nos asustamos y ya se “corta” toda la situación.

Entonces, lo práctico es que se espere tranquilo y disfrutando de la situación a que pase el tiempo necesario, sabiendo que luego y de un rato y con estímulo (siempre, con querer tener una erección no basta), va a tener una nueva erección.

Pero, al final de los consejos, la invito a hacer algunas reflexiones. A lo mejor él se siente bien como está y no tiene necesidad ni deseo de tener más orgasmos ¿para qué forzar la situación?. Otra cuestión, si toma viagra la fisiología no se altera, a lo mejor el período refractario dura un poco menos, pero solamente un poco, no es un cambio impresionante ¿para qué tomar un medicamento que no es necesario?

Y finalmente, lo que importa en la relación sexual de una pareja es la satisfacción, aunque parezca una frase trillada, lo que importa es la calidad, no la cantidad. La pareja construye y reconstruye su sexualidad permanentemente, en cada época de la vida de relación y en cada encuentro es distinto. Querer estandarizarla y buscar un manual de instrucciones la deshumaniza. El juego, la exploración, el aprendizaje y el compartir el placer es lo que hace humana a la sexualidad humana. Gracias por su consulta.