afondo - Stamateas Stamateas
domingo 03 de diciembre de 2017

Entendiendo la verg√ľenza

Por Bernardo Stamateas*
bernardoresponde@gmail.com
*Psicólogo, sexólogo y escritor. Autor de los best sellers Gente tóxica, Quiero un cambio, Fracasos exitosos y Más gente tóxica, entre otros.
@BerStamateas
www.bernardostamateas.com

La vergüenza viene por algo íntimo que tenemos y no queremos que se sepa, algo de nuestro mundo privado que no nos gustaría que los demás vean. Si, por ejemplo, una mujer va caminando por la calle y de pronto el viento levanta su falda, seguramente ella sentirá vergüenza, porque quedó al descubierto su ropa interior, y eso es algo que forma parte de su intimidad, de su privacidad.

Toda vez que surge algo de lo íntimo, o algo de lo que no me enorgullezco, como un error, siento vergüenza.

La vergüenza es una emoción social que tiene que ver con la evaluación de los demás. Todos construimos una imagen social delante de los otros. ¿Para qué lo hacemos? Para ser aceptados porque es una necesidad de todo ser humano. Vos vas a la playa con la bermuda y las ojotas pero no vas así a trabajar porque a la oficina hay que ir bien vestido. Entonces en la playa no tenés vergüenza de usar ese atuendo, ya que el contexto social dice qué tenemos que usar allí. Pero si vos vas a la playa con saco y corbata, seguramente la gente se va a reír. En consecuencia, te vas a avergonzar. ¿Usar saco y corbata es malo? No, pero allí te vas a mostrar diferente y la gente no te va a aceptar.

Todos necesitamos la aceptación social. A todos nos importa "qué van a pensar de mí". Supongamos que te invitan a un casamiento y no te dicen que todos van a estar vestidos con traje, entonces vas vestido con pantalón, camisa y zapatillas. ¿Por qué alguien va vestido así a un casamiento? Puede ser por dos razones. Primero, porque no sabía que tenía que ir con traje. Y segundo, para llamar la atención. Hay personas que transgreden las normas culturales porque les gusta y no les importa la opinión ajena. Lo cierto es que en esa situación, si los demás empiezan a mirarte, seguramente sentirás vergüenza.

¿Qué es la vergüenza? Es creer que no voy a ser aceptado socialmente. ¿Por qué una persona va a un grupo, siente vergüenza y no habla? Porque tiene miedo de que sus integrantes no la acepten. Pero si ellos la reciben bien y la integran, se le irá la timidez debido a que tuvo lugar la aceptación social. ¿Por qué nos da vergüenza equivocarnos? Si yo voy caminando, me tropiezo y me caigo, me da vergüenza porque creo que me van a rechazar. Pero si alguien me dice: "No importa que te caíste, yo también me caí", entonces me sentiré aceptado. A todos nos importa la opinión de los demás, salvo que se trate de un psicópata al que no le importa la opinión del otro.

¿Por qué nos importa tanto la aceptación social? Porque fuimos creados como seres gregarios, para vivir en compañía y relacionarnos los unos con los otros. No es bueno para nosotros estar solos. Esa es la razón por la que nos duele tanto el rechazo, que alguien no nos salude, que alguien nos ignore, que alguien no nos acepte en un grupo, que alguien nos maltrate.

Desde que nacemos necesitamos a mamá en un ciento por ciento para sobrevivir. Si mamá no nos cuida, no nos abraza, no nos cambia, no nos sostiene en brazos, nos morimos. Por lo menos hasta los cuatro años somos totalmente dependientes de ella. Nos duele el rechazo porque lo que hacemos tiene sentido en función de los demás. Y cuando nos aislamos, nos deprimimos porque necesitamos al otro.

Para concluir, comparto algunas de las características de una persona sin vergüenza: tiene metas claras; tiene una mente extraordinaria; sabe que lo va a lograr y busca a los que saben.

La gente que logra todo lo que se propone es la gente osada, que se siente amada y no le tiene miedo al rechazo.
Fuente:

Más Leídas