Diario Uno afondo

Este fin de semana, Pfizer pierde la patente de la famosa pastilla azul y deja de ser de su exclusividad. Los genéricos entran al mercado.

El Viagra pasa a ser de dominio público

Por UNO

A partir de este viernes, Pfizer pierde la patente de la pastilla que revolucionó al mundo a finales de los 90. Sólo le quedará Estados Unidos como bastión, donde disfrutará de su poderío hasta el 2020.

Para muchos expertos, la aparición del Viagra ha sido tan importante para el hombre como lo fue la píldora anticonceptiva para la emancipación de la mujer.

Hombres mayores de 60 años han vivido una "segunda juventud sexual". Mientras que jóvenes la han probado a fin de potenciar sus habilidades.Ahora que se acaba la patente de Viagra y entra en la ecuación de la venta de genéricos de esta poderosa pastilla azul, ¿se abrirá un nuevo capítulo en la sexualidad moderna?

Un estudio realizado años después de la salida al mercado de Viagra por especialistas del departamento de Urología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, en Estados Unidos, estimó que para el 2025 habrá unos 322 millones de hombres con disfunción eréctil.

"Uno prescribe el medicamento que sabe que le va a funcionar mejor al paciente", dice María Fernanda Peraza, uróloga venezolana experta en la salud sexual masculina y femenina. "Pero a partir de ahora, el paciente va a preferir comprar el más económico", agrega.

"Mira, hasta el diseño es igual, un rombo azul con las puntas redondeadas", le dice a la BBC Mundo un vendedor de genéricos en España que prefiere no dar su nombre.

"Un genérico es lo mismo que la marca, Viagra es Sildenafil y es así como lo vamos a sacar", señala.