afondo
La “sincola menduca” se volvió famosa cuando los participantes se vieron en los diarios.

El papel de los medios

Por UNO

La historia del "día de la rata" tiene por lo menos seis años de antigüedad. Pero nunca cobrótrascendencia ni pudo plasmarse en la realidad hasta que la red social Facebook se lo permitió el

viernes pasado.

Pero la "sincola menduca" se volvió famosa cuando los participantes se vieron en los diarios,

prendieron la tele y observaron lo que generaron. Es más, en el perfil de Facebook de la rateada

original hay una lista de links con las repercusiones provinciales, nacionales e internacionales de

su idea. "Nos salió bien", evaluó uno de los organizadores y luego aseguró que "ya fue".

Pero no contó con la legión de emuladores que ahora invitan vía Facebook a participar de

faltazos similares. Ni con los problemas que esto le genera a la Dirección General de Escuelas

(DGE).

En Mendoza, ya hay convocatorias en San Rafael, Malargüe, San Martín, Maipú y en Chacras de

Coria, (Luján). También en Capital Federal, Córdoba, La Plata, Neuquén, Corrientes, Tucumán y

Catamarca. La lista sigue con otros puntos como Tandil y Villa Gesell.

El fenómeno sucedido es novedoso y fue registrado por varios medios que lo hicieron público.

Cumplió con las premisas de una noticia y más de uno dirá que no se debe matar al mensajero.

Pero, a mi modesto entender, el tema se infló desde los medios.

Jamás vi 3.000 chicos en la plaza Independencia. Ni en una foto ni a lo largo de todo el

viernes. Sólo los vi en los títulos.

Creo, entonces, que tiene razón el titular de la DGE, Carlos López Puelles, cuando planteó,

sin sacarse de encima el problema, que la prensa fue más allá de la información y se convirtió en

difusora de esta práctica. Ahora, hay que detenerla para que no se vuelva habitual.

Dejá tu comentario