Diario Uno afondo

Hoy, en Sexo Sentido. Un lector nos cuenta que toma sildenafil por recreación y no sabe si le traerá problemas. Otro consulta sobre su manera de eyacular.

Duda existencial número... ¿me haré dependiente del Viagra?

Por UNO

Por José Luis Rodríguez*sexosentido@diariouno.net.ar

Consultorio Sexológico de Diario UNO

*Médico, psicoterapeuta, especialista en sexología clínica. Docente en la Facultad de Medicina de la UNCuyo y en la Facultad de Medicina de la UDA.

►Tengo 42 años y desde que me separé he tenido varias parejas sexuales. Pero después de una charla con amigos, decidí probar con Viagra (en dosis pequeñas) para una primera relación e “impresionar” a mi compañera. Tuve una buena relación y duró mucho mi erección. Experimenté varias veces más lo mismo pero mi duda es si al no necesitar tomar esta droga, ya que tengo erecciones normales, el uso de esta pastilla puede generar inconvenientes o dependencia. No vaya a ser que después me haga falta para tener erecciones.Gracias.Gustavo

Estimado Gustavo; Bien pensado y coincido totalmente en varias cosas. La primera es que no hay necesidad de tomar el medicamento ya que no hace falta. Seamos más claros, el sildenafil es solamente un facilitador de la erección, no la provoca ni la “cura” cuando hay problemas, por lo tanto si funciona ya tenemos un buen indicio para pensar que desde el punto de vista físico se está sano. Ahora bien, en parte por el efecto del sildenafil y en gran parte por las expectativas, el rendimiento sexual puede mejorar y ahí está el riesgo mayor. Raramente se va a desarrollar una dependencia física, pero sí psíquica. Como bien lo plantea, si uno no necesita tomar la droga, pero al tomarla de manera “recreativa” su rendimiento sexual mejora, se va a querer seguir usándola. Entonces, el día en que no consigue la pastillita se produce el desastre, se genera tanto miedo a fracasar y ansiedad que probablemente fracase y ahí se inicie la dependencia. Paradójicamente uno está sano, no necesita el medicamento, pero sin el medicamento no puede. Otro efecto es que a no muy largo plazo aparezcan problemas de deseo sexual, falta de ganas o disminución del interés. Indudablemente el deseo precede a la excitación sexual, es el arranque de todo el proceso. Cuando uno toma la pastilla, con el paso del tiempo se salta este paso importantísimo porque lo subsana con la droga. O sea, como con una mínima estimulación va a tener erección, ya no importa si es la primera vez, si está con una pareja que no le atrae o es una desconocida. Acá se nos complica más todavía el panorama, ya que si quedábamos enganchados en la dependencia, necesitábamos tomar la pastilla para cada relación. Pero si empezamos a sufrir un trastorno del deseo, no hay pastilla que lo mejore. Suelo pensar que, paradójicamente, el que al tomar la pastilla “puede con todas y con cualquiera” finalmente no desea a ninguna. Gracias por su consulta, los medicamentos se indican cuando son necesarios, luego de un buen diagnóstico y por profesionales.

►¿Qué tal, doctor? Le escribo sólo porque quisiera hacerle unas preguntas acerca de mi vida sexual, porque hay momentos que eyaculo antes y hay otros que después pero no es por mi rutina sino más bien podrá ser por el apetito sexual, debido a que una vez que pasa cuesta poder encontrarme con el ritmo de nuevo. Y otra es que no sé si es una patología pero una vez por semana siento una necesidad “hormonal” de masturbarme, como si fuese una rutina fisiológica, como si fuese al baño a orinar. Gracias. Anónimo

Estimado Anónimo: ¡Sos más complicado que yo para escribir! ¿Eyaculás antes o después de qué? ¿Qué problemas te trae esto? ¿Cada cuánto se presentan esos momentos? ¿Qué significa encontrar el ritmo de nuevo? Como verás, me dejaste más confundido que antes, y la mayor de estas confusiones ¿es todo esto para vos un problema o es simplemente por curiosidad? No veo (o no entiendo) lo que me contás como un problema, lo interpreto como variaciones normales en la vida sexual de un varón que presumo joven, sin pareja estable y con una frecuencia de relaciones sexuales bastante variable e irregular. Todo esto entonces es normal, seguí tranquilo, probablemente cuando tu vida sexual tenga una regularidad, un ritmo todo se normalice (ojo, tampoco es que sea anormal). En cuanto a la masturbación, no te preocupés, la frecuencia con la que lo hacés no constituye tampoco una patología (ni es mucho ni es poco). Y como bien lo definís, es una necesidad, de descarga, de placer, de lo que sea. Eso sí, que no sea una rutina, que no sea como orinar, por lo menos disfrutalo un poco. Te mando mis afectuosos saludos, te agradezco la simpatía y espontaneidad.