Afondo Lunes, 15 de enero de 2018

Crece el misterio en torno al meteorito Hipatia

Fragmentos de Hipatia. 

En el año 2013, una extraña piedra fue encontrada en el suroeste de Egipto.

Bautizada como Hipatia, en honor de la matemática egipcia del siglo III, su origen extraterrestre quedó claro desde el principio, pero su extraordinaria composición, jamás observada en ningún otro meteorito en la Tierra, dejó con la boca abierta a los científicos desde el primer momento.

¿Cómo se formó? ¿De dónde vino? ¿Hay más como ella?

Ahora, y con la esperanza de resolver el enigma, un equipo internacional de investigadores, liderado por los geólogos Georgy Belyanin y Jan D. Kramers, de la universidad surafricana de Johanesburgo, ha llevado a cabo un análisis exhaustivo de la roca y su composición.

Todos sus esfuerzos, sin embargo, no han hecho más que ahondar el misterio. Sus conclusiones acaban de publicarse en la revista "Geochimica et Cosmochimica Acta".

Ya en 2015, otro grupo de investigadores anunció que Hipatia nunca había formado parte de un asteroide o cometa, a diferencia de la inmensa mayoría de los meteoritos conocidos, que suelen ser fragmentos desprendidos de rocas mayores.

A partir de ese momento, comprender su origen y procedencia se convirtió en toda una obsesión.

Para llevar a cabo su análisis, Kramers y su equipo separaron primero los componentes intrínsecos de la piedra de las impurezas y residuos de materiales de la Tierra que se habían adherido y acumulado alrededor de ella. De esta forma, confirmaron que su composición no tenía absolutamente nada que ver con la de ningún meteorito que, como las rocas terrestres, suelen contener una pequeña cantidad de carbono y una gran cantidad de silicio.

Dejanos tu comentario