afondo - Liliana Bodoc Liliana Bodoc
miércoles 07 de febrero de 2018

"Con la Bodoc la muerte no vencerá"

Por Rodolfo Braceli

De repente me piden unas líneas sobre Liliana Bodoc, y me dicen: "¿Cómo recibió su repentina muerte?"
La recibí con estupor. Y con rabia.

El estupor, porque ¿cómo es posible que de repente se haya muerto? Muerto de la noche a la mañana.

La rabia tiene que ver con mi pereza. Por supuesto que conocía a la Bodoc, pero sólo a través de sus escrituras: sobre todo la disfruté en relatos que me vinieron Página 12 mediante. Me gustaba muy especialmente la soltura, la fluidez, la naturalidad nada solemne de su prosa. Siento que ella escribía a mano. Escribía el castellano en castellano.

El caso es que, como siempre sucede, los años y la vida se nos pasan y no tuve ocasión de conocer personalmente a la Bodoc. Cuando me enteré que la próxima Feria del Libro de Mendoza iba a estar dedicada a ella, sentí que era algo recontra merecido, por sembrado. Imaginé que en esa feria por fin la iba a conocer personalmente.

Pero, de repente la muerte.

Y la rabia que esa muerte nos produce.

No me queda otro consuelo que el de saber que tengo varios libros suyos para leer. Esa lectura desmentirá a la jodida muerte. La muerte no siempre se sale con la suya.

La Bodoc seguramente no descansará en paz, descansará en intensidad. Y más habiendo tenido la reciente ocasión de respirarse unos días en Cuba, un paisito que desde hace décadas atesora yacimientos de dignidad. Nada menos.
Fuente:

Más Leídas