Diario Uno > afondo

Cómo es un día Dakar

Los mendocinos pudieron vivir una jornada de fiesta porque el Dakar pasó por la provincia, que

rápido vieron, y el balance ha sido muy bueno para todos. Pilotos, organizadores y provincia. Pero

los amigos o conocidos con los que me cruce me hicieron la misma pregunta teniendo en cuenta que no

pudieron entrar al bivuac para poder vivir más de cerca esta experiencia.

"¿Como es un día tuyo, que haces, hablas con todos, donde dormis, te levantas temprano?", era lacatarata de cuestiones que intenté contestar, aunque me acordé que tenía la posibilidad de contar

mis viviencias dentro de este circo entonces les cuento.

A las 6.30 arranca, aunque no te guste. Porque las motos andando o los compresores y generadoresde las escuadras no dejan que sigas durmiendo bien. Obviamente a esta altura hasta sin ruido me

levanto a esa hora.

Se desayuna, se desarma la carpa, ah dormimos en carpa no en hoteles, es un campamentorecuerden. Te bañas, con agua fria caliente ni asoma, y a la ruta.

Entre 300 y 700 kilómetros diarios se necestan para unir cada uno de los puntos por donde pasael Rally por lo que es fundamental descansar y comer bien.

Se llega a los bivuac entre las 3 y 4 de la tarde. Se almuerza, comidas que van desde pollo,pasando por arroz, pastas y a veces carnes vacunas.

Todo es sano. Porque desayunas, almorzas y cenas con los pilotos, mecánicos, manager, principesqataría, miss República Checa, todos comemos y si no te gustó el menú no hay quiscos o una

pancheria cerca para saciar el hambre.

Entre medio de todo esto, uno tiene que trabajar, para eso lo mandan no.

Por lo general, y dependiendo de que nada pase entre las 9 y 10 de la noche se termina la partelaboral.

Inmediatamente cenas y a la cama.

En sintesis. Dormís 6 o 7 horas diarias, perdes entre 5 o 6 kilos, no por hacer dieta sinoporque uno quema más calorias que las que a veces consume. Es un sacrificio, pero hermoso.

Porque las miles de personas que siguieron de donde pudieron el paso de la carrera quisieranestar en mi lugar. Comer con los protagonistas, compartir charlas con los ídolos y despertar en la

mañana siendo parte directa de todo esto.

Faltan unos días para que esta historia se acabe, pero comenzar el año pudiendo contarles miprimera vivencia directa de Dakar, es un privilegio...