Afondo Domingo, 30 de octubre de 2016

Cómo crear confianza

Espacio de autoayuda de Bernardo Stamateas.

Por Bernardo Stamateas*

bernardoresponde@gmail.com

*Psicólogo, sexólogo y escritor. Autor de los best sellers Gente tóxica, Quiero un cambio, Fracasos exitosos, Más gente tóxica y Nudos mentales, entre otros.

@BerStamateas

www.bernardostamateas.com

La confianza es una de las herramientas más poderosas con la que contamos los seres humanos. Se trata en realidad de una especie de "pegamento emocional" que permite que avancemos y alcancemos el éxito, ya sea que se trate de una relación de pareja, de amistad o de trabajo.

Se requiere de años para construir confianza, pero tristemente ésta puede ser derribada en poco tiempo. Bastará un engaño, una traición o cualquier otra acción que nos lleve a cambiar nuestros pensamientos sobre una persona en quien confiábamos.

Hay una relación directa entre confianza y ganancia, pues cuanto mayor es el grado de desconfianza, más lento se vuelve todo. Si tenés un local de ropa y la gente no confía en la mercadería que ofrecés, tardarás más tiempo en obtener una ganancia aceptable; a diferencia de aquel negocio que vende mercadería de calidad. En cambio, cuanta más confianza existe entre las dos partes, en cualquier tipo de relación, más rápido funcionamos y mejor nos va.

Toda vez que alguien es herido en su confianza, queda muy lastimado porque esto lo afecta profundamente en el alma. En general, quien ha sufrido una traición se vuelve desconfiado y comienza a sospechar de todo y de todos. La desconfianza nos conduce a creer que siempre hay algo oculto que tenemos que descubrir, o que toda persona posee una motivación oculta para lastimar a los demás.

Ahora, también se encuentran en el otro extremo las personas extremadamente crédulas, que nunca toman los recaudos necesarios a la hora de iniciar una relación interpersonal o laboral... ¡y así les va! Lo ideal es dejar muy en claro desde el principio qué es lo que esperamos del otro en toda relación que establezcamos.

Para disfrutar vínculos sanos con la gente, en cualquier ámbito que nos movamos, necesitamos hablar con la mayor claridad posible y darles a conocer a los demás cuáles son nuestras expectativas.

Comparto a continuación tres actitudes o estrategias que deberíamos desarrollar para ser capaces de crear confianza a nuestro alrededor:

-Carácter: es sinónimo de integridad, la cual activa la confianza. Una persona sin dobles intenciones, que se muestra siempre tal cual es, inspira confianza. Tener carácter no significa tener mal carácter, como algunos creen, sino ser transparente y conducirse siempre de la misma manera en todos los ámbitos. Quien tiene carácter no tomará lo que no es suyo y mantendrá su palabra, pase lo que pase.

-Capacidad: aquellas personas que se superan a sí mismas, que buscan la mejora continua, que se preparan y logran avanzar cada día un poco más, son generadoras de confianza. Hay profesionales médicos que cobran una tarifa elevada por su consulta y, aún así, tienen su agenda siempre ocupada. La razón es que ellos han invertido gran parte de su vida en capacitarse y ser los mejores en su especialidad.

-Química: es simplemente una actitud positiva hacia los demás. Es bueno manejarse con la verdad, pero es preciso tener tacto para brindar la información que queremos transmitir. En las grandes empresas, para ascender a un empleado, además de su capacidad y su integridad tienen en cuenta el hecho de que se lleve bien con sus compañeros.

Carácter, capacidad y química son tres cualidades ineludibles para todo aquel que desee convertirse en una persona digna de confianza.

Si ellas están en tu vida, podés estar seguro de que todo lo que emprendas tarde o temprano tendrá éxito y nunca dejará de crecer.

¿Qué lugar ocupa la confianza en tu lista de prioridades?

Más noticias