A Fondo Domingo, 17 de junio de 2018

Sin pensarlo, se convirtió en el diputado más criticado

El legislador del PI por Mendoza se ganó el repudio de famosos y no tanto por haber anunciado primero su voto a favor de la despenalización del aborto y después decidir todo lo contrario

De ser la gran sorpresa de las elecciones legislativas del 2017, José Luis Ramón (53), el diputado del Partido Intransigente, pasó a ser el "panqueque" más conocido del país. Así lo bautizaron en las redes famosos de la farándula, periodistas, editores de revistas, artistas y hasta cualquier persona que escuchó el doble discurso que mostró el legislador sobre su voto en la Cámara Baja por la despenalización del aborto.

En dos días (antes del debate nacional) cambió de opinión y pasó del "sí" al aborto legal, al "no", en un clima tenso en el país, donde los votos iban cabeza a cabeza, dentro y fuera del recinto donde se dio el histórico debate que terminó en la media sanción del proyecto de despenalización del aborto, que ahora está en el Senado con las aguas divididas.

El representante por Mendoza utilizó un video para dar a conocer su postura, muy contraria a la que había dado en un comienzo. "Voy a votar en contra de la despenalización del aborto y desprendido de cualquier presión, de un lado y del otro, porque no soy el centro de esta discusión...es la vida", dijo mostrándose sentado a un escritorio con cierta carga sobre sus espaldas.

También expresó que "en estos días había sentido una gran angustia pero lo que se trata en este momento es sobre la interrupción de una vida que se había gestado". ExpulsadoNo sólo se ganó el mote de panqueque, sino que fue expulsado del interbloque que compartía con otros partidos.

"Cualquiera sea el motivo del cambio nos parece que la manera en que se ha comportado no está a la altura del debate", señalaron en un comunicado los dirigentes de Evolución Radical, Martín Lousteau, Carla Carrizo y Teresita Villavicencio.En la votaciónSentado en una butaca ubicada delante de la de Lousteau, Ramón tomó la palabra sabiendo que tenía derecho a hablar libremente de cualquier tema, aunque la cita era definitivamente la legalización del aborto.

A nadie en el país e incluso en buena parte de países extranjeros que seguían el jugoso debate le interesaba otro tema. Pero él se las ingenió para dar la contra, para desviar el tema hacia otros que a nadie le importaba, al menos en ese contexto. Y disparó: "Ninguno de todos los medios que están cubriendo este debate está hablando de que la factura del gas en Mendoza sale cuatro veces más cara que acá en Buenos Aires. Se envió este proyecto para tapar con una gran ventana de humo el problema económico y social que tenemos en Argentina", dijo y sorprendió a más de uno.

¿Y el aborto?. Ramón justificó su "no" aduciendo que iba a cumplir con su promesa de campaña, "donde me manifesté siempre a favor de la vida".Un gran costoEstá claro que sus volteretas en este tema de salud pública le costaron caras. Fue el peor momento para mostrar las contradicciones, del rugbier, abogado, fundador de la ONG Protectora, que difundía su propuesta electoral con un megáfono y una frazada al hombro, que sumó en 2017 el 17% de los votos de los mendocinos para llegar al Congreso.

También su estrategia electoral se basó en el concepto del ciudadano de a pie, que no reconoce izquierda, ni derecha, ni radicalismo, ni peronismo.

Andaba en la famosa ramoneta, un jeep modelo '69 refaccionado, e iba a reuniones o entrevistas en una bicicleta eléctrica.

Quizás muchos de los que lo votaron estén dudando de si su figura amigable era la de un personaje que buscaba sumarse al podio de los políticos o comprometerse con ayudar a concretar las demandas de un país que necesita políticos que den respuestas, oportunidades.

Por estas horas, el diputado, padre de cinco hijos, casado con Rata Guevara, una artista plástica, esté pensando en una nueva actuación, en cambiar un modelo más nuevo de su ramoneta o esté contento con su votación, porque como él mismo dijo, iba a instrumentar un castigo para los políticos que no cumplieran con lo que prometen en la campaña.Quién esRamón nació en la localidad de Rufino, Santa Fe, se trasladó en 1978 a Mendoza e hizo la secundaria en ala Escuela Nacional de Comercio de Palmira. Se recibió de abogado en la Universidad de Mendoza.

Fue deportista y entrenador de divisiones inferiores de rugby. Fue técnico de radio y televisión, cosechador, mozo eventual y vendedor ambulante de helados, entre otras cosas.

El tema que todavía la gente que lo sigue, que lo votó, se debe preguntar es qué paso en esos dos días (de viernes a lunes), qué le hizo cambiar de opinión y confundir a la opinión pública cuando se sabía que la diferencia entre los que se oponían a la propuesta y los que la apoyaban era una línea muy delgada.

Más noticias