A Fondo A Fondo
sábado 23 de diciembre de 2017

¿Por qué los gatos aman las cajas de cartón?

Misteriosos y algunas veces inentendibles –aunque adorables- los gatos nunca se resisten al placer de dormir en una caja de cartón. Sin importar si son de su tamaño o no, la simplicidad de las cajas parecen ser lo único que necesitan para entregarse en los brazos de Morfeo, pero esto tiene una explicación científica.
gato1.jpg


Todos los que han tenido la oportunidad de compartir con un felino, habrán podido notar que son amantes de los lugares pequeños y acogedores. Suelen esconderse en los lugares más intrínsecos de las casas con dos propósitos fundamentales: alejarse del estrés y mantenerse calientes.

Si bien todos los gatos son diferentes, la mayoría comparte una característica: aman las cajas de cartón. La página web Wired decidió junto a un equipo de científicos de la Universidad de Utrecht en Holanda averiguar por qué sienten atracción por estos objetos tan comunes.

gato2.jpg

Los gatos aman las cajas por dos razones:

Los mantienen calientes: el cartón se calienta fácilmente y al estar hecho de papel es un buen conductor del calor. Los gatos domésticos al ser animales pequeños, son poco propensos a acumular grasa corporal, por lo que mantener su temperatura suele ser un desafío. Al estar en una caja de cartón, crean una atmósfera cálida y confortable que resulta ser perfecta para dormir, aun en las noches más frías.

gato3.jpg

Los mantienen alejados del caos: los gatos son amantes de la privacidad. Al meterse en una caja, se sienten dueños del espacio y esto los hace sentir seguros y en control total de la situación, les brinda comodidad y tiempo a solas –que es lo que probablemente buscanat al esconderse en la caja-.

Los gatos son criaturas misteriosas y aunque la ciencia trate de entenderlos, hay cosas que son simplemente inexplicables. Es el caso del felino que prefiere una pequeña caja de cartón a una cómoda cama para gatos.

gatito.jpg

¿Cómo descubrieron esto?

En unión con un refugio de animales holandés, separaron a 19 gatos en una atmósfera controlada y les dieron acceso a diferentes ambientes: unos tenían una sala llena de cajas de cartón y otros una simple sala de juegos.

Descubrieron que los niveles de estrés eran muchísimo menores en los gatos que tenían acceso a esconderse en cajas de cartón. "Esconderse es una estrategia que utilizan las especies para lidiar con los cambios de ambiente y los factores del estrés" explica Claudia Vinke, una de las investigadoras.

Las cajas les brindan una sensación única de seguridad, poder y control, por eso resultan ser sus preferidas.

Sin importar qué tan incómodo te pueda parecer, los gatos aman los espacios pequeños pues los hacen sentir seguros y menos propensos a ser atacados por sus depredadores -o en el caso de los domésticos, de sus dueños cuando quieren huir de las caricias-.

Las cajas son los aliados perfectos para su comportamiento asocial

Un grupo de expertos en conducta felina que trabajó de la mano junto a la Universidad de Utrecht, explicó que los gatos prefieren huir de sus problemas que enfrentarlos.

"Los gatos no parecen desarrollar estrategias de resolución de conflictos como otras especies más sociales lo hacen, por eso adoptan una posición evasiva al ocultarse de los otros, se esconden para disminuir su actividad –o culpabilidad- dentro del problema", explicaron los expertos.

Las cajas representan una zona de comodidad que pueden controlar a la perfección, les sirve de escondite y además los mantiene cálidos y cómodos, por eso –a pesar de su simplicidad- siguen siendo sus favoritas.

Fuente: Culturizando
Fuente:

Más Leídas