A Fondo A Fondo
lunes 11 de julio de 2016

¿Por qué besamos con los ojos cerrados?

Un equipo de psicólogos del Royal Holloway College acaba de demostrar que el hecho de que cerremos los ojos cuando vamos a besar no es un acto reflejo, sino que lo hacemos para disfrutar más del momento.

La respuesta a dicha pregunta es el cerebro. Según explica este estudio, los seres humanos tenemos la capacidad de hacer tareas simultáneas. Sin embargo, el exceso de estímulos puede resultar complicado de procesar para nuestro sentido. A la hora de dar un beso, se enfrentarían los sentidos de la vista y el tacto, ambos de gran esfuerzo cerebral.

Los investigadores realizaron un análisis de cómo se besa la gente y entrevistaron a una amplia muestra que debía medir su sentido del tacto y de la vista. Los resultados, recogidos por la 'BBC', demostraron que somos menos sensibles al tacto que a la vista por lo que, si mantuviéramos los ojos abiertos durante los besos, el estímulo visual no nos permitiría disfrutar tanto de la experiencia.

Fuente: telecinco.es

Más Leídas