A Fondo Domingo, 13 de mayo de 2018

¿Orgullo es sinónimo de estima?

La columna de Stamateas

Hay gente que pareciera vivir en una crisis permanente. Alguien los saluda y les pregunta cómo están, y contestan: "¿De verdad te gustaría que te cuente?". Todo el tiempo aparece alguna dificultad en sus vidas, al punto que uno siente que disfrutan el sufrimiento. El orgullo puede ser uno de los motivos de que, a menudo, las cosas no salgan como lo deseamos o lo esperamos. ¡Y todos somos un poco orgullosos! Pero, ¿sabías que en el extremo opuesto del orgullo se encuentra la autoestima? Cuando sanamos nuestra estima (la manera en que nos percibimos a nosotros mismos), todo empieza a cambiar...Te invito a analizar algunas de las características de una persona con su autoestima alta en diferentes áreas:• Los sueños. La persona tiene sueños grandes y acciona para verlos cumplidos, es decir, que es proactiva. "Yo sueño con jugar en la Selección nacional de fútbol", expresa un joven. Pero ni siquiera está jugando en las inferiores de un club. Tal actitud esconde orgullo. La persona orgullosa tiene lo que se suele llamar "delirios de grandeza" pero no hace nada para alcanzar sus objetivos. La razón es que espera que otros lo ayuden porque se cree especial y espera todo servido sin esforzarse en absoluto. En cambio, aquel con una estima sana sueña y persigue sus sueños, cueste lo que cueste y le lleve lo que le lleve. ¿Alguna vez alguien te reprochó por no haberlo llamado y apoyado en una dificultad? Esa es una actitud de orgullo. La persona no se da cuenta de que el orgullo impide que le vaya bien en la vida.• Su lema. Una persona con la autoestima alta dice: "Yo puedo". La verdad es que todos los seres humanos contamos con la capacidad de alcanzar nuestros sueños, prosperar, tener relaciones interpersonales satisfactorias, disfrutar de hijos sanos y felices, y todo aquello que anhelemos. Pero la persona con orgullo en su corazón piensa que ya lo sabe todo y no deja que nadie le enseñe nada. Ese es el motivo por el que fracasa. La mejor forma de triunfar en la vida es admitiendo que uno no lo sabe todo y precisa ser enseñado. Es imposible crecer si no incorporamos conocimiento. El orgulloso suele culpar a otros por su suerte cuando le va mal, sin darse cuenta de que es el único responsable de lo que le sucede (solo se responsabiliza cuando le va bien). Como los chicos que le echan la culpa a la maestra cuando desaprueban un examen. • Los errores. Reconocer los propios errores, aprender la lección y seguir adelante revela una estima sana. Pero el orgulloso se siente humillado cuando se equivoca, e intenta por todos los medios que nadie se entere. En el fondo, siente vergüenza. Por esa razón nunca permite que le den consejos ni sugerencias, porque eso sería rebajarse y admitir que no es infalible.• Las emociones. Alguien con buena autoestima experimenta todas las emociones, tanto las positivas como las negativas: ira, paz, alegría, sorpresa, tristeza, etcétera. El orgulloso solamente se alegra y se enoja. La raíz de su alegría es la omnipotencia (creer que todo lo puede). Mientras que la de su ira es la frustración, cuando se da cuenta de que no lo puede todo. Alguien emocionalmente sano podrá frustrarse alguna vez pero lo resuelve pronto y mira para adelante.• Los demás. Quien se ama y se valora a sí mismo es capaz de relacionarse con todo el mundo y, en cuanto de él depende, se lleva bien con la gente. Ya sea que se trate de un superior (sabe recibir órdenes), un par (sabe trabajar en equipo) o alguien debajo de él (sabe dar órdenes). A diferencia de un orgulloso, que no tolera que nadie lo dirija, se cree más que los demás y descalifica a todos a su alrededor. Tiene serias deficiencias en sus relaciones. Para concluir, no debemos confundir humildad con pobreza. Ser humilde es estar dispuesto a aprender siempre al reconocer que uno no lo sabe todo. Al humilde se le abren las puertas y, por lo general, tiene logros porque su estima es equilibrada. Por el contrario, quien tiene orgullo cree que no necesita aprender de nadie y, como resultado, fracasa en la mayor.¿Qué es lo que abunda en nuestra vida: la estima o el orgullo?

Dejanos tu comentario