A Fondo Domingo, 1 de abril de 2018

Las peleas en la pareja

La columna de Bernardo Stamateas

Bernardo Stamateasbernardoresponde@gmail.comLas peleas en la pareja son moneda corriente. Todas las parejas discuten, independientemente de la edad, la clase social y la educación que tengan. Te invito a analizar a continuación algunos mitos o verdades sobre este tema.Las parejas buenas no discuten. Falso. Todas las parejas discuten porque la discusión es la manera de expresar la tensión. Cuando una pareja no pelea, por lo general es una señal de que guarda tensión. Discutir en buenos términos es saludable. Si peleamos mucho es porque no nos amamos. Falso. Puede existir todo el amor del mundo e igual va a haber discusiones. El problema no es no pelear sino cómo peleamos, cuáles son las reglas de la discusión. Se descubrió que cuando uno agrede al otro hay un altísimo porcentaje de posibilidades de que esa pareja termine en divorcio. Las parejas se divorcian por la mala administración de las peleas o de las discusiones. Uno puede disentir sobre un tema y ese no es un problema para separarse. Ser el día y la noche no es un problema para separarse. Pero cuando la pelea está marcada por la agresión, la pareja casi siempre acaba separándose. Las peleas por tonterías son una lucha de poder. Verdadero. Todas las peleas por cosas sin importancia son luchas de poder: el horario, "no me saludaste", etc., son todas discusiones que esconden una lucha por el poder. Es decir, quién gana. Es una pulseada psicológica para ver quién define la escena. Las peleas no tienen sentido porque nadie en la pareja tiene la verdad; lo que cada uno tiene son versiones. Verdadero. Cuando nosotros discutimos, creemos que tenemos la verdad y que el otro tiene la mentira. Eso es falso. Cada uno ve desde su lugar. Es como si yo le diera una hoja escrita de un lado a una pareja. Uno va a ver escrito y el otro va a ver en blanco y van a discutir, tal vez por otros temas. Porque nadie tiene la verdad, todos tenemos versiones: lugares desde donde vemos. Nuestras verdades pueden ser correctas pero no son completas. El otro también tiene su verdad. La mejor manera de resolver conflictos es por WhatsApp. Falso. Mucha gente resuelve los conflictos con otras personas por celular. Las peleas no se resuelven por celular, ni en la cama, ni por la noche, ni por mail, ni cuando estamos enojados. Se resuelven cara a cara. Para las mujeres, un tema por vez (porque ellas dicen: "Tenemos que hablar" y sacan varios temas a la vez). Mientras que los varones no podemos caminar y comer chicle a la vez porque nos perdemos, nos tropezamos o ¡nos tragamos el chicle!Lo importante cuando discutimos en la pareja es cuidar el vínculo por sobre todas las cosas. Sin importar sobre qué discutamos, la relación hay que cuidarla más que el tema de discusión. No podemos lastimar la relación por una discusión. El vínculo debe ser prioritario. Algunas ideas de los expertos para resolver las peleas: • Preguntar más. "¿Por qué no saludaste con un beso hoy a la mañana?". • Hablar lo que quiero, lo que me gusta y lo que no me gusta. En lugar de: "Vos siempre llegás tarde", decir: "Me gusta que llegués a horario". Siempre aprendemos por la positiva, nunca por la negativa.• Siempre que discutimos, hablar de uno mismo. "A mí me pasa, yo siento", en vez de: "Vos sos aquello y lo otro". Hagamos lo que hagamos en la pareja, es fundamental aprender a jugar a ganar-ganar. Porque si gana uno solo, perdió la pareja. Tenemos que ganar los dos y desarrollar "mente de celebro de pareja".