A Fondo A Fondo
martes 03 de julio de 2018

La testosterona llevaría a los hombres a consumir productos "de prestigio"

Los investigadores realizaron pruebas en 243 hombres de entre 18 y 55 años. La mitad de ellos habían recibido previamente una dosis de testosterona y los demás, un placebo.

La testosterona, la hormona sexual masculina, aumentaría la propensión de los hombres por las marcas y los productos considerados de prestigio, según un estudio publicado este martes en Nature Communication.

"Demostramos por primera vez que la testosterona modifica directamente las preferencias de los consumidores", explicó a la AFP el coautor del estudio Gideon Nave, de la Wharton School, una escuela de comercio de Filadelfia.

Los investigadores realizaron pruebas en 243 hombres de entre 18 y 55 años. La mitad de ellos habían recibido previamente una dosis de testosterona y los demás, un placebo.

Después se les presentaron parejas de productos de una calidad equivalente pero de marcas diferentes. "El nivel de prestigio de cada marca se había medido previamente por un sondeo independiente entre una muestra de más de 600 hombres", explicó el investigador.

Los científicos constataron que "los hombres que habían recibido dosis de testosterona mostraban una preferencia mayor por los productos asociados a un nivel social más elevado", como una marca de lujo, según un comunicado del Instituto Europeo de Administración de Negocios. Sin embargo, no se señaló una inclinación por los productos relacionados con el poder.

Para Gideon Nave, "poseer productos prestigiosos es una estrategia para mostrar su rango en el seno de la sociedad humana". El investigador traza un paralelismo con la cola del pavo real o los cuernos del ciervo. El efecto de la testosterona "se asemeja al comportamiento de los animales, en los que la testosterona suele aumentar durante la temporada de reproducción y favorece el envío de señales a los socios o los competidores potenciales", señala el investigador.

Según el equipo, deben llevarse a cabo otros estudios antes de generalizar estos primeros resultados, ya que las diferencias culturales podrían modificar los comportamientos.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas