A Fondo A Fondo
domingo 24 de junio de 2018

La reinvención de un bolivariano (de Bolívar)

Tinelli aparece siempre en los primeros puestos de los argentinos influyentes.¿Le sirve eso para intentar dar el gran salto a la política?

El dueño del "Bailando por un sueño" se está perfilando para descubrir cuán fértil puede ser el terreno político para él en el futuro.

A muchos les da cosa cuando lo ven a Marcelo Tinelli sacándose fotos con peronistas del interior del país, por donde ha andado oteando el panorama.

Por lo general se tiende a pensar que Tinelli tiene de peronista lo que usted o yo de físicos nucleares.

La audacia no siempre garpa
En realidad Tinelli es un empresario audaz que no tuvo ningún empacho en asociarse, por ejemplo, con Cristóbal López en Ideas del Sur.

Cristóbal, hoy preso junto con otros López, como Josecito, el que revoleaba bolsos con dólares, y otros Báez que en el mundo han sido, es un empresario que todos sabían que estaba lleno de puntos negros.
Y de deudas millonarias con la AFIP, organismo del Estado al que le retenía con sus estaciones de servicio millones de pesos para financiar su carrera en el mundo de los negocios.

Tampoco apeló Tinelli a la discreción cuando murió Néstor Kirchner. Por el contrario, tanto él como Cristina prefirieron una puesta en escena cuyo momento central fue aquel emotivo abrazo del comunicador con la viuda llorando sobre su hombro.

¿De cuál?
Tinelli es un referente ineludible de la TV argentina.

Un muchacho que hoy es millonario y que es recibido por los presidentes en Olivos, pero que empezó como movilero de los ciclos de Juan Alberto Badía.

Sin embargo, ¿habrá llegado el momento de tener que preguntarnos, a esta altura, de cuál TV es hoy referente Tinelli?

En esta época en que las audiencias de los diarios, de la radio y de la TV mutan con preocupante desparpajo, nos encontramos con que Tinelli está probándose para una carrera política presidencial con referentes de las provincias atrasadas y prebendarias.

¿Querrá refundar el peronismo para probar?

Es como si hoy para salvar a la TV abierta apeláramos a hacer los mismos programas que Alejandro Romay hacía en los años '70 porque en aquellos años eran exitosos.

Hoy nadie vería El hombre que volvió de la muerte.

¿Otra AFA?
Tinelli es una gran figura, pero no tiene ninguna tradición en ese partido. Ni en ninguno.

Si hasta dan ganas de advertirle de que le puede llegar a pasar lo mismo que le ocurrió en la AFA cuando quiso pelear para la jefatura de la asociación y lo acostaron.

¿Cómo no recordar aquella cara desorbitada de Tinelli cuando la votación para la AFA había terminado empatada?

¿Puede un emprendedor y empresario como él meterse con un partido que hoy está en medio de una crisis fenomenal?

Poder, puede, claro.

Pero ocurre que el peronismo que ha elegido Tinelli para intentar alguna fortuna en la política es una agrupación tan llena de historia como desguarnecida de futuro político. Y de líderes.

Síganme los buenos
¿Con quién va a pactar?

¿Con los corruptos barones del conurbano, con algunos virreyes de las provincias norteñas, con el kirchnerismo que se niega a ser una opción emergente, como se les dice ahora en materia financiera a los países que están en condiciones de recibir "tarasca" fresca?

¿O con el peronismo responsable y civilizado de Pichetto, un sector al que los kirchneristas no pueden ver sin hacer arcadas?

¿O con Massa, quien cree que ha llegado el momento de salir a hablar como si todo este tiempo hubiera estado en el desierto juntando verdades?

¿Irían a unas PASO dos personalidades afectas al ego como Tinelli y Randazzo?

Pequeño, pequeño
El peronismo no sólo no tiene líderes, sino que no tiene proyectos para el país.

El peronismo tiene planes de facción de un cortoplacismo que mete miedo.

No existen hoy ideas superadoras en ese partido.

Y si uno dijera que Tinelli ya ha expuesto algunas de sus propias ideas al país indicándonos que cree que muchas de ellas pueden ser encarnadas por el peronismo, todos tendríamos otro punto de partida.

La cara
Tinelli es hoy por hoy un hombre de extraordinario carisma y un incomparable emprendedor de medios, pero no es un político que sepa explicarles a sus posible votantes de qué se trata su futuro gobierno.

Si usted me dijera que Tinellli se postula para ser intendente de su pueblo, Bolívar, en la provincia de Buenos Aires, o de legislador bonaerense, uno diría , bueno vamos a ver cómo se desempeña y le daremos tiempo, o no, para un puesto de mayor responsabilidad.

Pero Tinelli no se anda con chiquitas a la hora de imaginar su futuro: su meta es llegar a la Casa Rosada. Los sondeos hablan, en efecto, de que la imagen positiva de Tinelli es muy alta.

Sin embargo, cuando se pregunta específicamente si lo ven como presidente de la Nación el porcentaje desciende.

Ahí la gente recula y piensa.
Fuente:

Más Leídas