A Fondo A Fondo
jueves 09 de noviembre de 2017

¿La infidelidad se hereda?

Según los resultados, que fueron publicados por The Journal of Evolution and Human Behavior, el 63% de los hombres y el 40% de las mujeres que cometió adulterio debió a los genes heredados.

Según un estudio de la Universidad de Queensland realizado en gemelos, el 63% de los hombres y el 40% de las mujeres que cometió adulterio se debió a los genes heredados.

Recientemente SECOND LOVE, la red social de personas comprometidas que buscan tener una relación paralela, reveló que el mayor porcentaje de los usuarios hombres comete una infidelidad por diversos motivos que no están relacionados exclusivamente con el sexo, pero ¿qué sucede a través de las generaciones?, ¿la infidelidad está en nuestros genes?

Todas estas preguntas llevaron a investigadores de la Universidad de Queensland a analizar si la infidelidad es una cuestión genética o no. A través de una muestra de 7300 gemelos, de entre 18 y 49 años quienes habían estado en relaciones a largo plazo, trataron de afirmar si la necesidad de engañar es hereditaria.

Según los resultados, que fueron publicados por The Journal of Evolution and Human Behavior, el 63% de los hombres y el 40% de las mujeres que cometió adulterio debió a los genes heredados.

¿Tiene solución?. Los investigadores mencionaron que existe una posible "cura" para las mujeres infieles que aún necesita más análisis pero se trata de un gen específico llamado AVPRIA que ayuda a producir la hormona vasopresina arginina, encargada de regular el comportamiento social. Sin embargo, esta publicación no menciona la "cura" para los hombres ya que aún no se descubrió.

Por lo tanto, para los celosos que sospechan que sus parejas le son infieles, con esta revelación pueden indagar en el historial familiar para conseguir pruebas de si son "infieles hereditarios".

En este contexto, Matias Lamouret, vocero de SECOND LOVE para Latinoamérica, expresó: "Cuesta entender eso de la genética en algo como la infidelidad que está relacionado, sobre todo, con una construcción social. Como explicara la antropóloga Helen Fisher, la monogamia es antinatural y de ahí que a muchos les sea difícil mantenerla. Y claramente, si hay algo que la infidelidad no necesita es una "cura", como mucho necesitará que alguien se haga cargo".
Fuente:

Más Leídas