A Fondo A Fondo
viernes 29 de diciembre de 2017

La caza furtiva amenaza al águila real

Puede que pronto el águila, símbolo de Albania, sólo aparezca en la bandera nacional, debido a la caza furtiva que acaba con muchos de esos animales en el país balcánico.

Puede que pronto el águila, símbolo de Albania, sólo aparezca en la bandera nacional, debido a la caza furtiva que acaba con muchos de esos animales en el país balcánico.

A orillas de una carretera nacional, a 30 kilómetros al norte de Tirana, Asllan propone a los automovilistas un águila ratonera por entre 7.000 y 10.000 leks (entre 63 y 90 dólares), una especie protegida al igual que el águila real o los buitres.

A Asllan no le importa en absoluto. Enseña el animal, herido por una bala en un ala y con las garras atadas. "No he sido yo quien lo ha herido. Me lo han dado para que lo venda. Unos compradores querrán guardarlo en una jaula, en un bar o un restaurante".

Ya sea para disecarlos o guardarlos en cautividad, la venta de rapaces es un negocio bien establecido en el país.

Entre las cuatro especies de buitres que vivían antaño en Albania, "ya sólo queda una, el alimoche común, con una población extremadamente reducida", dice Mirjan Topi, autor de la primera guía de aves de Albania.

La amenaza también se cierne sobre el águila real, de la que aparece un espécimen bicéfalo en la bandera del país. Según los expertos, había entre 100 y 200 parejas de águilas reales hace 25 años en el país, una cifra que se ha reducido de mitad desde entonces.

Fuente:

Más Leídas