A Fondo Domingo, 18 de marzo de 2018

El empresario y dirigente radical acusado de idear el crimen de su ex

Fue imputado por "instigación al homicidio calificado por el vínculo". Es decir, sería el autor intelectual del asesinato de Norma Carleti, alentado por la feroz disputa en la división de bienes

Si en el mismo bar adonde hoy los tunuyaninos frente a los diarios y café mediante esbozan hipótesis en torno al crimen de Norma Carleti, algún foráneo preguntara quiénes son los Hisa, no faltará quien empiece el relato mencionando a la famosa tienda "La Argentina". Hace más de medio siglo, ubicada entre San Martín y Pellegrini, supo ser uno de los negocios emblemáticos que escribieron las primeras páginas de la vida comercial de esta comuna. Junto a la tienda "La Princesa" que se ubicaba una cuadra hacia el sur."Estos turcos fueron nuestros primeros grandes comerciantes", soltó un tunuyanino hace unos días, haciendo referencia a Raúl Hisa y a Abdo "Abudi" Fadel, primos segundos y dueños de "La Argentina" y de "La Princesa", respectivamente. Así como el nombre de Norma Carleti (59) desde hace dos semanas se reproduce en las noticias de todo el país, no sólo por la crueldad del asesinato sino por tratarse de un apellido reconocido, ahora el de Leonardo Hisa (58) también trasciende a nivel nacional, no sólo por ser para la Justicia el instigador de un homicidio calificado por el vínculo, sino porque el ex esposo de la mujer que murió a raíz de 55 puñaladas hizo carrera en la UCR, y es parte de una familia histórica en Tunuyán. Quién es Leo HisaA la par de la tienda ubicada en pleno centro, los Hisa -de descendencia siria- se dedicaron a la producción de frutas en fincas de Villa Seca y Los Sauces, entre otras. Esto y el comercio les dieron réditos para poder pertenecer a una clase social alta. Ya con sus padres y su hermano Raúl fallecidos, los primeros por cáncer y el segundo tras un accidente automovilístico, fue Leonardo quien siguió en las fincas de la familia y en algunas propias, lo que lo motivó a ser miembro de la Sociedad Rural del Valle de Uco, a la par de lo partidario.Como parte de la Unión Cívica Radical, entre sus primeros pasos como militante Hisa fue candidato a intendente en 1991, elección que perdió frente a Jorge Pichiría Silvano. Puertas adentro, sus correligionarios dicen que fue la primera señal de que no tenía buena llegada a la gente."Acá en el pueblo decimos que es de los tipos que andan con vidrios polarizados. De esos que no dejan ni que los mirés", contó un conocido de él, haciendo referencia a que la posición económica y el carácter de Hisa lo han llevado hasta hoy a que no sea de los vecinos más queridos. Por eso, en lo que a la política respecta, "trabajó desde las sombras", aseguran. Así y todo, llegó a ser senador en 2003, cuando Julio Cobos fue gobernador. Año en el que, en Tunuyán, Eduardo Giner se consagraba intendente, lo que también se relaciona con él por haber sido uno de los operadores de la campaña. Inteligente y gran estratega. Esas son las cualidades que se repiten en boca de quienes lo conocen, lo respeten o no, ya que Hisa supo sembrar diferencias en distintos ámbitos. Con el mismo Giner terminó enfrentado porque habría querido imponer decisiones. Además de que siempre fue "ortodoxo", lo que lo llevó a acompañar a Roberto Iglesias y a que hoy el radicalismo no lo considere un dirigente radical de la actualidad.Con el ex gobernador Iglesias algunos dicen que hasta comparten negocios. Es que Hisa se habría encargado de ir acrecentando su fortuna en sociedades hasta con quienes mantenía otros vínculos. Como con Carleti. A Norma, miembro de la reconocida firma exportadora de cerezas la conquistó hace 30 años, un 25 de diciembre, como el recordó hace unos días en radio La Red, el único medio en el que habló y del que dijo no tener nada que ver. Hisa estaba separado de Viviana Sottano, con quien tuvo a Leonardo, su primer hijo. Norma se había separado de Julio Gómez, con quien tuvo a Gastón (40) y Germán (37). Así, hace tres décadas, Hisa-Carleti empezó a ser más que un matrimonio que tuvo un hijo: Lucio (22). A la par de lo amoroso, se forjó la sociedad inmobiliaria "Las Lomas", que ahora tiene más de 100 propiedades distribuidas en todo el país y también en el exterior. Por ejemplo en Marbella, adonde Leonardo y Norma viajaban con frecuencia. Para Las Lomas justamente trabaja desde hace 15 años Juan Carlos Guerrero, el padre de Kevin, Alexis y Ever, que son tres de los cuatro detenidos como autores materiales del crimen que ocurrió el lunes 5 de marzo. Esta es una de las piezas claves para que Hisa esté tras las rejas de una alcaidía del Valle de Uco, esperando que continúe la investigación que lo señala como quien mandó a matar a su ex mujer. Hay pruebas de un llamado que recibió de los Guerrero, tres horas antes del crimen. Hisa y Carleti viajaban juntos y se sentaban, también a la par, a negociar frente a otros por el manejo de sus bienes. Ambos "de carácter fuerte y frívolos" al momento de tratar con cuestiones de dinero, según los describen. Manejo que se habría repetido cuando Hisa entró al directorio de Carleti SA para que Norma también pudiera sumar más acciones, lo que abrió rupturas entre hermanos y primos de ella.Cuando hace tres años la relación ya desgastada llevó a que se plantearan la separación, los problemas empezaron a surgir entre ellos por la división de bienes. Situación que se complicó mucho más cuando Carleti descubrió hace un año un supuesto fraude de su ex esposo a la sociedad conyugal, que lo habría llevado a quedarse con el 80% .Más allá de los testimonios de los familiares más directos que aseguran que la mujer asesinada iba a denunciar por fraude a Hisa, y por violencia psicológica y económica, muchos en Tunuyán dan cuenta de que la relación entre ellos era pésima y la negociación por con qué quedarse cada uno era feroz. Por eso, también el nombre de Leonardo empezó a estar en boca de todos, a la par del de su ex mujer, desde el crimen. Pero, en el mismo bar adonde los tunuyaninos hoy esbozan hipótesis en torno al caso Carleti, también reflotan dudas acerca de cómo un hombre con este perfil, que es vox populi entre los vecinos, se arriesga así a una pena de cadena perpetua. Mientras tanto, frente a los diarios y café mediante, también esperan como muchos que la Justicia siga esclareciendo realmente qué pasó .