A Fondo A Fondo
sábado 06 de enero de 2018

El ADN de una niña revela una población desconocida de nativos americanos

Los restos de una niña descubiertos en Alaska datados hace 11.500 años pertenecen a una población entera desconocida para la historia.

En la lengua local, su nombre significa 'niña del amanecer', y aunque solo vivió durante seis fugaces semanas, ya le ha contado a los científicos más de lo que sabíamos sobre los primeros nativos americanos.

Sunrise girl-child ("Xach'itee'aanenh T'eede Gaay") vivió hace unos 11.500 años en lo que ahora conocemos como Alaska, y su antiguo ADN revela no solo los orígenes de la sociedad nativa americana, sino que desvela al mundo entero una población de personas olvidadas por la historia hace milenios.

"No sabíamos que esta población existía", comenta el antropólogo Ben Potter de la Universidad de Alaska Fairbanks.

Se cree que los primeros colonos estadounidenses cruzaron Alaska desde Siberia a través del puente de tierra de Beringia, un puente terrestre que quedó sumergido al final de la última glaciación.

La niña de Alaska formaba parte de una población externa, distinta a las otras dos ramas que conocemos
Lo que está menos claro es quiénes eran estas personas, cuántos grupos hicieron el viaje y cómo se instalaron en el nuevo continente. Ahí es donde entra el 'pequeño amanecer'.

Los restos de la niña y los de otro antiguo bebé conocido como "Yełkaanenh T'eede Gaay" (niña crepuscular de amanecer), fueron encontrados por Potter y sus colegas en un sitio arqueológico del interior de Alaska llamado Upward Sun River durante unas excavaciones en 2013.

Fuente: Muy Interesante
Fuente:

Más Leídas