A Fondo - Stamateas Stamateas
domingo 10 de diciembre de 2017

Cómo actuar frente al no


Bernardo Stamateas
bernardoresponde@gmail.com

¿Cómo te sentís habitualmente cuando te dicen que no? Seguramente mal. Si le decís a tu jefe: "Quiero un aumento" y responde: "Ahora no", ¿cómo te sentís? La mayoría de la gente se siente mal cuando le dicen que no. Necesitamos entrenarnos para el no. ¿Por qué no logramos siempre las cosas rápidamente? Básicamente por dos razones:

1. Para formar resistencia
Sin tolerancia, jamás vamos a jugar en las grandes ligas. Si yo no aprendo a tolerar la frustración, la crisis, la tormenta, el malestar y el no, nunca voy a poder jugar en las grandes ligas. ¿Querés jugar en las grandes ligas? Necesitás resistencia. Si vos tenés un negocio y te estresás, difícilmente podrás tener cinco negocios si no podés manejar uno. Todo lo negativo que nos sucede tiene el objetivo de formarnos para la resistencia.

Algunos ejemplos de resistencia...

Miguel Ángel dijo: "Si la gente supiera lo duro que tuve que trabajar para conseguir mi maestría, no les parecería tan maravilloso".

Ernest Hemingway escribió Adiós a las armas 39 veces y ganó el Nobel de literatura. Lo reescribió 39 veces.

Scott Peck recibió un adelanto de unos pocos dólares por su libro Un camino sin huellas y durante un año dio muchísimas entrevistas a radios. Después de 12 años, daba una entrevista por radio por día y logró vender más de 10 millones de copias en 22 idiomas.

Eso se llama resistencia. El no en nuestra vida tiene la función de formar piel de rinoceronte en nosotros, es decir, de ser tolerantes. Cualidad que nos permite seguir adelante y no "tirar la toalla", aunque nos digan que no una y mil veces y nos cierren las puertas.

El no es una lección en el entrenamiento para lograr resistencia.

2. Para activar creatividad
Tenemos que activar nuestra creatividad innata, no solo formar resistencia. Cada problema que enfrentamos tiene un color pero la creatividad, que todos portamos en nuestro interior, tiene muchos colores. Hay problemas verdes, azules, amarillos, blancos y rojos, de todos los colores. Pero contamos con la creatividad multicolor necesaria para encontrarle una solución a cada uno.

Por eso, frente al no, sepamos que:
-No hay que perder tiempo con la gente que nos dice que no
Si alguien nos dice que no, debemos ir con alguien más. Pero nunca perder tiempo, ni estancarnos, ni pelearnos con esa persona. Hay mucha gente que te va a decir que no pero hay alguien (aunque tarde) que te va a decir que sí. Cuando te digan que no, repetí: "El próximo".

-El "no" no me quita nada
Si por ejemplo, yo le pregunto a alguien: "¿Vamos a cenar?" y me dice que no, antes de preguntarle a esa persona no tenía con quién ir a cenar. Y ahora que le pregunté y me dijo que no, ¿cómo estoy? Igual. Si vos estabas soltero, le hablaste a alguien y te dijo que no, seguís soltero y no perdiste nada.

-No hay que ponerle emoción al no

Si alguien nos dice que no, tenemos que verlo como lo que es: información o estadística. No hay que ponerle emoción. Las mujeres suelen hacer eso. Si te dijeron que no y expresás: "Nadie me quiere", le estás poniendo emoción. Te dijeron que no, nada más. Un "no" no significa que no te quieran.

Aunque te digan que no, seguí adelante. Si vos vas por acá y te dicen que no, andá por allá porque contás con el multicolor de la creatividad para saber cómo lograr lo que te has propuesto de muchas maneras. Y mientras lo logres, vas a disfrutar la tormenta porque te está preparando para tener resistencia, para ser fuerte. No seas un soldado de buen tiempo; convertite en un piloto de tormentas.
Fuente:

Más Leídas